La realización de test rápidos de antígenos en las farmacias de la Región está cada vez más cerca. Después de que el Ministerio de Sanidad diera luz verde hace unos días a que los ciudadanos puedan comprar estas pruebas en las boticas sin la necesidad de que un médico las recete, ahora la Consejería de Salud recoge en el proyecto de presupuestos para este año 2021 que ha presentado en la Asamblea Regional una iniciativa para llevar a cabo estas pruebas en las propias farmacias.

Según el documento al que ha tenido acceso LA OPINIÓN, la Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano contempla un nuevo programa de ordenación farmacéutica para este ejercicio 2021con el que quiere implantar la realización de test rápidos de antígenos en la red de oficinas de farmacia de la Región de Murcia.

Según sus responsables, “esto contribuirá directamente a aumentar el número de test realizados a la población, siguiendo también las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, a lo que se une que se reducen los desplazamientos de los ciudadanos a otros puntos más alejados de sus domicilios y permitirá bajar la presión que existe en centros sanitarios como hospitales, centros de salud y consultorios de la Región, que tendrán una menor carga de trabajo con esta decisión.

Desde el primer momento las farmacias se han mostrado dispuestas a colaborar en la detección del coronavirus, tanto con la realización de pruebas como con la venta de los test a los ciudadanos, por lo que la nueva medida planteada por la Consejería será vista con buenos ojos por un sector que siempre ha estado en disposición de ayudar en la medida de sus posibilidades.

Ciudadanos celebra la medida

Ciudadanos presentó el pasado 28 de septiembre una Proposición no de Ley solicitando que se habilitara a los profesionales de farmacia para llevar a cabo cribados y rastreos en contagios de COVID-19, incluyendo las pruebas PCR.

La propuesta de la formación liberal tuvo en cuenta la de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, que planteó “profundizar en esta implicación de los profesionales de la farmacia en materia de salud pública” para reforzar la lucha contra la COVID-19. El diputado Juanjo Molina, solicitó entonces que se habilitara a los más de 1.800 profesionales en nuestra Región, para que pudieran realizar cribados, incluidas pruebas PCR, del mismo modo que ya realizaban otras pruebas, como las del colesterol o embarazo. 

La coordinadora autonómica de Cs, Ana Martínez Vidal, ha celebrado que, “aunque 9 meses más tarde, la Consejería de Salud del Gobierno Regional haya aceptado nuestra propuesta, que hará que se sumen esfuerzos en la lucha contra la pandemia”.