La comunidad musulmana en España, también en la Región, celebraba este jueves el final del Ramadán, conocido como Idu al-Fitr, que viene marcado por el calendario lunar, aunque este año el tradicional rezo conjunto que pone fin a este mes sagrado se vio condicionado por las restricciones impuestas por la pandemia.

La Comisión Islámica de España (CIE) fijaba este jueves como primer día del Eid al-Fitr de 1442, al no visualizar la nueva luna, y la ruptura del ayuno pone fin al mes sagrado para los musulmanes, una comunidad formada por dos millones de personas, más de 100.000 en la Región.

Por segundo año consecutivo, el Ramadán ha estado marcado por la pandemia de coronavirus, que ha limitado las celebraciones debido al establecimiento de aforos en las mezquitas y los toques de queda.

La CIE pidió a los fieles evitar las aglomeraciones y las reuniones masivas, así como reducir al máximo posible el tiempo de permanencia en el lugar de culto, al tiempo que desaconsejó realizar el iftar (la comida nocturna con la que se rompe el ayuno) en la mezquita por el riesgo de contagio.

En la capital murciana, unas 1.500 personas se daban cita en el campo de fútbol de Santiago el Mayor, entre las ocho y las nueve de la mañana, para el rezo del Eid al-Fitr. Familias enteras madrugaron para ir al citado lugar, con sus mejores galas, y guardando en todo momento las distancias, para evitar hipotéticos contagios de coronavirus.

Tal y como indican desde el portal Islam en Murcia, «no hubo juegos infantiles ni más actividades una vez terminado el rezo, como suele ser habitual, pero al menos se han podido reunir al aire libre y verse familiares y amigos, algo que no se pudo hacer en 2020 por la pandemia». Todos los fieles llevaron mascarilla y cada uno permaneció en su alfombra.

«Después de la oración, todos los asistentes desalojaron el campo de fútbol en orden, de una forma ágil, y bajo un sol abrasador», añade la citada web.

No solo en Murcia: en localidades como Abarán, los fieles también vivieron al aire libre el final del Ramadán, indica la Comunidad Islámica de Abarán Aboubaker Essiddik.