Todos los partidos destacan el «retraso» con el que llegan las cuentas al Parlamento murciano. Desde el PSOE, su portavoz, Francisco Lucas, añade que el Gobierno regional ni siquiera va a ejecutarlos. «Son papel mojado. Estamos ante unos presupuestos irreales que llegan tarde, mal y marcados por los intereses partidistas de López Miras y los consejeros tránsfugas». Además, los socialistas añaden que en San Esteban solo se preocupan por «hacer oposición del Gobierno de España, aunque Pedro Sánchez esté invirtiendo en las necesidades reales de la Región.

Desde Podemos reconocen no tener confianza alguna en que las cuentas que llegan hoy a la Asamblea Regional. «También el año pasado dijeron que incrementaban el presupuesto en sanidad y la realidad es que llevaban escondido un recorte de más de 50 millones en material sanitario y recetas. Lo que sí que se incrementaba era el salario de Miras». Señalan que lo único que conocen es que el aumento del gasto social y educativo «se debe a los fondos transferidos por el Gobierno de coalición con Podemos» y que los fondos para la reactivación económica «los ha negociado el Gobierno de España en Bruselas con el voto en contra del PP».

Ana Martínez Vidal, de Cs, por su parte, esperará a ver el borrador para comprobar si las cuentas recogen las líneas naranjas que pactaron cuando entraron en el Gobierno. Con todo, no esconde que para su partido el Gobierno regional es «ilegítimo» y duda de que puedan apoyar los presupuestos.

Pascual Salvador, de Vox, lamenta el «retraso» y espera un «significativo recorte del gasto político».

Juan José Liarte, ex diputado de Vox, achaca el retraso a la moción de censura y desea ahora una «tramitación ágil» y una «pronta puesta en marcha» para iniciar la recuperación económica.