Las exportaciones de la Región de Murcia aumentaron (en la suma total, pese a la caída en el sector hortofrutícola) un 2,2 por ciento en los dos primeros meses de 2021 en comparación con el mismo periodo de 2020 (-6,6 por ciento en España), lo que la convierte en la única comunidad autónoma que arrojó una cifra positiva, según los datos difundidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

En concreto, las exportaciones alcanzaron en la Región los 1.730,7 millones de euros, mientras que las importaciones cayeron un 18,2 por ciento (-11,1 por ciento en el resto del país), hasta los 1.450,2 millones de euros.

De esta forma, la balanza comercial de la Región de Murcia arrojó un superávit de 280,5 millones de euros, un 455,7 por ciento más que entre enero y febrero de 2020. Se trata del segundo mayor descenso, tras Andalucía (459,4 por ciento), en la evolución de las exportaciones del país.

En el análisis de las contribuciones a la tasa de variación interanual de las exportaciones totales, la Región de Murcia contribuyó positivamente con 0,1 puntos porcentuales, lo que representa el 3,9 por ciento del total y un crecimiento del 2,2 interanual, según el informe.

Los datos del comercio exterior de los meses de enero y febrero se explican por un descenso del 3,7 por ciento en los productos químicos, que sumó 193,9 millones, así como del sector de alimentación, bebidas y tabaco (-1,3 por ciento hasta los 869,1 millones), mientras que subieron las ventas al exterior de bienes de productos energéticos (10 por ciento hasta 408,2 millones).

Por su parte, las importaciones registraron un descenso en los productos energéticos (-26,2 por ciento hasta 826,7 millones de euros) y alimentación, bebidas y tabaco (-13,4 por ciento hasta 235,1 millones), mientras los productos químicos aumentaron un 6,8 por ciento, hasta los 126,9 millones.

Las exportaciones murcianas rozan los 10.000 millones de euros en 2020

Las exportaciones de la Región de Murcia se situaron cerca de los 10.000 millones de euros el pasado año, exactamente 9.929,63 millones. Con respecto a la distribución geográfica, las ventas de productos murcianos a Europa, principal destino tradicional de la Región, han supuesto casi un 69 por ciento del total de las ventas regionales, un 5,06 por ciento menos que en 2019.

Por su parte, las exportaciones alcanzaron un 10,88 por ciento en Asia del total de las ventas de la Región, un 10,31 por ciento en América y un 9,11 por ciento en África. Los productos energéticos, las frutas y hortalizas y las materias plásticas se mantienen como los productos más vendidos. De manera que la Región de Murcia ha mantenido una tendencia de crecimiento en sus exportaciones gracias al Plan de Impulso Exterior que el Gobierno regional desarrolla en colaboración con las Cámaras de Comercio.

En los años 2017, 2018 y 2019 se alcanzaron cifras records de ventas de productos al extranjero y se produjo un crecimiento muy importante del número de empresas exportadoras.

Estas cifras se vieron reducidas aproximadamente en un 10 por ciento en 2020, debido a la pandemia, «por lo que ahora debemos poner todos los recursos posibles para volver a las posiciones en las que nos encontrábamos y, sobre todo, para adaptar los programas de internacionalización a la nueva realidad global», según ha explicado la consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, Valle Miguélez.

En los últimos años, y tras las dos crisis económicas sufridas a nivel mundial, la financiera de 2008 y la sanitaria de 2020, muchas pequeñas y medianas empresas regionales han optado por incluir la actividad exterior como estrategia propia de internacionalización, más allá de las simples operaciones comerciales puntuales o como medio para liberarse de mercancías almacenadas.

Según Miguélez, «se han tenido que emplear recursos humanos, tecnológicos y económicos, entre otros, con una visión integral que ha pasado a ser parte de la empresa con enfoque a futuro. Como consecuencia de ello, el factor exportador ha sido uno de los pilares que mejor han servido para afrontar las dificultades motivadas por la covid-19».

Asimismo, ha destacado que la Región se enfrenta a desafíos económicos que necesitan recursos y «desde la Consejería vamos a trabajar para facilitar el acceso a la financiación, abrir nuevas redes comerciales en el extranjero para fomentar la creación de empleo y vamos a luchar en Europa por los intereses de las empresas de la Región».