El conjunto histórico-artístico del casco antiguo de Lorca pretende recuperar de una vez por todas su máxima gloria con un nuevo ‘empujón’ por parte del Gobierno regional. El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, anunció ayer que el Ejecutivo murciano impulsará la elaboración de un Plan Director para la rehabilitación del casco histórico de Lorca «para que el conjunto histórico-artístico recupere todo su esplendor y ponga en valor este entorno urbano tan deteriorado, de forma que se convierta en un motor económico local, comarcal y regional de generación de empleo».

El cipo funerario de los Jinetes Ibéricos de Jumilla, antes de ser trasladado a Cataluña. | L.O.

López Miras hizo estas declaraciones en Lorca donde ha presidido la reunión de la comisión de seguimiento para la gestión del proyecto de interés regional del casco histórico de la ciudad, integrada por representantes del Gobierno Regional, el Ayuntamiento de Lorca, la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Lorca (Ceclor) y la Cámara de Comercio. El presidente destacó que «este proyecto supondrá el impulso definitivo para la rehabilitación del casco histórico de la ciudad».

El Plan Director, que se elaborará a lo largo de este año, permitirá presentar sus iniciativas en materia de rehabilitación de edificios, infraestructuras digitales o movilidad sostenible, a las convocatorias Next Generation que vaya materializando el Gobierno de España en el marco de la agenda urbana y rural o ecosistemas resilientes.

En este sentido, el jefe del ejecutivo autonómico lamentó que «aún no sabemos cuáles serán los criterios de reparto de los fondos por parte del Gobierno central» y reclamó sensibilidad y transparencia, ya que es el ejecutivo de España, según Miras «quien tiene la última palabra para seleccionar los proyectos».

El presidente de la Comunidad destacó también que el proyecto persigue tres objetivos, ya que «junto a la rehabilitación del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural del casco antiguo de la ciudad, podemos mejorar la calidad de vida de sus habitantes y poner en valor uno de los principales atractivos turísticos de Lorca, lo que dinamizará el comercio y ampliará el atractivo de la oferta turística de la ciudad y de la Región».

Más voz a los vecinos

El Plan Director contará con un proceso de participación social para que los lorquinos decidan el destino habitacional, comercial y turístico de este espacio tan emblemático de la ciudad.

Tendrá como ejes fundamentales la determinación de las medidas a implementar en materia de planificación urbana, rehabilitación de edificios de manera eficiente, desarrollo de infraestructuras digitales y creación de espacios que permitan una movilidad sostenible. Al mismo tiempo, se va a hacer un trabajo de identificación de proyectos similares que se hayan realizado a nivel nacional e internacional para conocer sus experiencias e identificar buenas prácticas que se puedan implementar.

Mateos: «Es la tabla de salvación»

Por su parte, el alcalde, Diego José Mateos, insistió en que desde el Consistorio harán todo lo que esté en su mano, y señaló que «al margen de actuaciones puntuales en inmuebles o calles, ya hemos dotado de personal y sede propia a la Concejalía del Casco Histórico».

Mateos recordó también que «se trata de un problema de vivienda, pero también de servicios y espacios públicos, un problema arquitectónico y urbanístico, además de comercial y turístico, por lo que se necesita una valoración integral y ahora tenemos esa gran oportunidad de mano de la Comunidad, con las posibilidades que se nos presentan con los fondos europeos, una oportunidad que debemos aprovechar y que sea la tabla de salvación de nuestro casco histórico, ya que hay que arrancar este proyecto y llevarlo a buen puerto».