El colectivo Marchas por la Dignidad ha convocado concentraciones para el mediodía de este sábado en seis municipios de la Región de Murcia bajo la etiqueta #Sinderechosnohaysalud, para reivindicar una vida más igualitaria y exigir un cambio de la realidad política, social y económica actual. Estos actos de protesta se van a celebrar en Murcia, frente al hospital Reina Sofía; en Cartagena, ante el hospital del Rosell; en las plazas de España de Lorca, Molina de Segura y Bullas, y en Yecla, en la plaza Mayor.

En rueda de prensa, el representante de Marchas por la Dignidad en Murcia, Ginés Fernández, explicó que, con el escándalo vivido en la política regional en los últimos meses, se ha desviado la atención de «las necesidades de los murcianos» y se han desatendido «problemas reales» de la comunidad. Fernández puso como ejemplo de dichos problemas los bajos salarios, la discriminación, la violencia de género, las privatizaciones o la incapacidad que tienen parte de la población para acceder a una vivienda digna.

Por todo ello, ha puesto de manifiesto que los ciudadanos de la Región necesitan a alguien que se preocupe por sus necesidades, algo que no va a hacer un Gobierno regional, «al que le falta la ética» y que incumple los tratados básicos de derechos humanos.

Por su parte, la enfermera Paz Sáez ha especificado que uno de los objetivos de estas manifestaciones es la de reclamar «un modelo de salud integral» que debe tener a la atención primaria como «pilar fundamental», apostando por «la educación par la salud» y eliminando el copago que no hace más que acrecentar las carencias de un sistema sanitario bastante mermado.

Educación y residencias

Por otro lado, la representante de Marea Verde del sector educativo, Encarna Aguirre, dijo que la educación no es exclusivamente transmisora de conceptos y contenidos, sino que debe educar en valores humanos y derechos fundamentales, algo contra lo que atenta el veto parental.

En otro orden de cosas, la representante de UGT Murcia, Toñi del Vals, ha apuntado que los servicios públicos «dan luz y estabilidad» a los principios constitucionales básicos. Además, le ha recordado a los gobernantes autonómicos que no se puede ser constitucionalista cuando «se maltrata presupuestariamente» a las instituciones públicas.

Mientras, la representante del colectivo Marea de Residencias en la Región, María José Vivo ha reclamado «una gestión cien por cien pública y de calidad» para todas las casas de reposo de la comunidad murciana.

Finalmente, Fernández dijo que estas movilizaciones cuentan con el respaldo de 55 colectivos sociales y ha animado a la ciudadanía de la Región a ir.