El europarlamentario Juan Ignacio Zoido incidió en el papel de la «agricultura murciana como ejemplo de sostenibilidad, con un alto nivel de tecnificación, que ha permitido que sea una comunidad que en plena pandemia siga creciendo en empleo». Unas declaraciones que tuvieron lugar en una entrevista en el portal de emprendimiento Acento Rural (www.acentorural.es) en la que también intervino el director de la Oficina de Promoción de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Fernando Galán.

Se trató de una entrevista que tuvo lugar días después de que la Comisión Europea reconociese que los objetivos de la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ no tienen validez jurídica, sino que son compromisos, lo que implica que «no se le pueda exigir más a los agricultores», según el eurodiputado. 

Una situación que «genera incertidumbre sobre cuándo se conocerán los reglamentos de la PAC, las exigencias medioambientales a los agricultores o la llegada de los fondos next generation», según Fernando Galán. Al respecto, Juan Ignacio Zoido indicó que «se está ocultando información de estos fondos por parte del Gobierno central y se escudan en Bruselas cuando les conviene».

Para el europarlamentario, lo que está claro es que «al sector agroalimentario le tienen que corresponder lo mismo que aporta al PIB español», lo que supondría unos «14.000 millones de euros en proyectos de recuperación para modernización de regadíos o instalaciones que tecnificar». En cuanto al futuro del desarrollo rural en la Unión Europea, Juan Ignacio Zoido, apeló a aprovechar estos fondos para luchar contra la despoblación y reducir la «brecha entre los rural y lo urbano» para que los jóvenes tengan las mismas oportunidades. Por otro lado, el eurodiputado remarcó que hay que seguir trabajando para seguir de defendiendo y promocionando las DO e IGP y «trabajar para que los nórdicos sepan y valoren que la agricultura murciana es más sostenible por la tecnificación de sus explotaciones, aprovechar el agua de riego y las horas de sol», explicó el eurodiputado.