La Agencia Tributaria de la Región, adscrita a la Consejería de Presidencia y Hacienda, anticipará este año por primera vez a los ayuntamientos la recaudación del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que se une a los adelantos ya vigentes en años anteriores de la cuota municipal del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Treinta y tres consistorios tienen delegada en la Agencia Tributaria la recaudación de estos impuestos municipales, y, por tanto, son los que pueden acogerse ahora a esta novedad. Para beneficiarse, los municipios deben adherirse al nuevo convenio tipo de colaboración con la Agencia, tal y como han hecho recientemente Mazarrón y Águilas, los primeros que pueden solicitar el anticipo.

La Agencia anticipará al Ayuntamiento solicitante una cantidad de hasta el 90 por ciento de la recaudación de este impuesto en el ejercicio anterior (es decir, 2020). Para ello, se tendrá en cuenta la recaudación obtenida en periodo voluntario de pago y será condición necesaria que la gestión haya sido delegada por el consistorio.

Dado que la recaudación de este tributo en periodo voluntario de pago ascendió a 12,66 millones de euros en 2020, los ayuntamientos podrán recibir este año hasta un 90 por ciento de esa cantidad total, es decir, 11,34 millones. En el caso de un municipio en el que la recaudación de 2020 hubiera sido de 1,5 millones de euros en concepto del IVTM, el anticipo en 2021 podría llegar a los 1,35 millones de euros.

El objetivo de esta nueva iniciativa de la Consejería es facilitar liquidez a los consistorios que así lo soliciten y con los que exista un convenio de colaboración suscrito, de cara a aliviar posibles tensiones de tesorería en el escenario generado por la pandemia.