Medio ambiente

Un flamenco enano por primera vez en la Región de Murcia

Anse y el proyecto Life Salinas de San Pedro del Pinatar avistan un ejemplar de esta especie en las lagunas del parque, "una rareza ornitológica" en la comunidad

El ejemplar de flamenco enano, en el centro de la imagen

El ejemplar de flamenco enano, en el centro de la imagen / Ángel Sallent (Anse)

Alberto Sánchez

Alberto Sánchez

De un menor tamaño que el flamenco común y con un plumaje más rosado, el parque regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar ha tenido un visitante muy especial en los últimos días. Aunque cada año saltan alertas de avistamiento del flamenco enano (Phoenicopterus minor), una especie que reside en el África subsahariana, es la primera vez que se observa en la Región de Murcia. "Una rareza ornitológica", así lo define Ángel Sallent, miembro del Grupo de Anillamiento de la Asociación de Naturalistas del Sureste, quien avistó el pasado viernes un ejemplar de flamenco enano en una de las lagunas de San Pedro junto a otros individuos de flamenco común. Aunque su procedencia se pueda enmarcar en colecciones privadas o criado en cautividad en zoológicos, no se puede descartar que sea un ejemplar silvestre en proceso de migración.

"La mayoría de avistamiento en estas fechas es por el paso migratorio prenupcial. Se dan citas de presencia de esta especie en el sur de Europa con frecuencia y en España cada año puede verse algún individuo en el parque de Doñana y otros espacios de la costa mediterránea", explica Sallent, quien señala que al avistar de lejos al ejemplar en San Pedro, no pudo saber más de él, ni tampoco si estaba anillado. "Recientemente se estaba observando un ejemplar en la laguna Fuente de Piedra, en Málaga, y nos preguntamos si puede ser el mismo". Según la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), en España se citó esta especie por vez primera en 1966 y los registros homologados se distribuyen esencialmente por el sur y el este de la Península.

Esta organización ya apuntó que los inviernos ibéricos más suaves podrían provocar que un salto migratorio de África a Europa, y en el origen de esta cuestión está el cambio climático. Su tamaño es considerablemente menor que los flamencos que se avistan en las salinas de San Pedro y presentan un plumaje más rosado y un pico de tonalidad oscura. Es el más pequeño de las seis especies de flamencos que hay en todo el mundo pero también es el más numeroso, con una población estimada en 2017 de cuatro millones de ejemplares.