Regreso de las terrazas y fin del cierre perimetral en 39 municipios

Fin de las medidas más restrictivas en la gran mayoría de los municipios de la Región. Las cuatro principales ciudades, Murcia, Cartagena, Lorca y Molina de Segura, podrán reabrir a partir de mañana sus terrazas y también se suprimirá el cierre perimetral impuesto desde hace más de un mes para tratar de frenar la tercera ola de la pandemia del coronavirus. Estas medidas también se levantan en todas las localidades de la Comunidad a excepción de Ulea, Beniel, Yecla, Abarán, Pliego y Cieza, que permanecen esta semana en un nivel de alerta extremo de transmisión del coronavirus. De esta forma, son 39 los municipios de los 45 de la Región los que han dejado atrás el nivel más alto de transmisión desde que el pasado 12 de enero se comenzasen a aplicar estas medidas restrictivas, cuando la curva de contagios crecía a un ritmo imparable tras las fiestas de Navidad. Estos 39 municipios representan al 93% total de la población de la Región.

En cuanto a los municipios en un nivel de alerta muy alto, se encuentran San Pedro del Pinatar, Santomera, Librilla, Las Torres de Cotillas, Fortuna, Ceutí, Caravaca de la Cruz, Murcia, Totana, Campos del Río, Lorca, Mula, Jumilla, Blanca, Águilas, Archena, Alcantarilla y Calasparra.

Molina de Segura, Ricote, San Javier, Cartagena, Los Alcázares, Alguazas, Torre Pacheco, Bullas, Puerto Lumbreras, Alhama de Murcia, Mazarrón, Abanilla, La Unión, Albudeite, Cehegín, Fuente Álamo, Moratalla, Aledo y Lorquí se sitúan en un nivel de alerta medio-alto. Por último, solo Villanueva del Río Segura y Ojós se mantienen en un nivel de alerta bajo.

De esta forma, se permite la libre movilidad entre estos municipios que presentan un nivel de transmisión del virus inferior al extremo (que contempla una tasa de incidencia acumulada mayor de 250 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana o mayor de 500 casos en los últimos catorce días). Esta relajación de las medidas entrará en vigor mañana con la nueva orden que se publicará en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

La Comunidad sigue en fase dos de riesgo asistencial, por lo que, en lo que respecta a los negocios hosteleros, solo se podrán abrir las terrazas, una medida que seguirá activa hasta que la media de pacientes hospitalizados en siete días sea mayor a 400 o si la de ingresados en UCI está por encima de 100.

Reuniones con hasta dos personas no convivientes


El Comité de Seguimiento de la covid decidió ayer flexibilizar los encuentros entre personas no convivientes, por lo que en las reuniones sociales, ya sean en espacios públicos como privados, abiertos y cerrados, se podrán dar también encuentros de un máximo de dos personas que no sean convivientes o los miembros que formen una unidad familiar. En los 39 municipios en los que se abren los bares también podrá haber un máximo de dos comensales que no sean convivientes. Asimismo no se establece límite para los núcleos familiares en estos negocios.

Solicitan refuerzos para asegurar el ‘blindaje’ regional

El Ejecutivo autonómico acordó ayer solicitar al Ministerio del Interior un mayor refuerzo en el control de los perímetros regionales tanto de entrada como de salida para asegurar que el cierre de la Región de Murcia con el resto de comunidades autónomas limítrofes se cumple a rajatabla, tal y como anunció el consejero de Salud, Juan José Pedreño. El toque de queda se mantiene a las diez de la noche en la Comunidad, mientras que el cierre de comercios y el resto de la actividad no esencial a las 20.00 horas también permanece por el momento.