Dieciseis municipios de la Región de Murcia han reabierto hoy las terrazas de bares y restaurantes después de que el Comité de Seguimiento decidiera el pasado lunes aliviar las medidas restrictivas en Alcantarilla, Torre Pacheco, Totana, Cehegín, Alhama de Murcia, Los Alcázares, Archena, La Unión, Lorquí, Mazarrón, Águilas, Abanilla, Fuente Álamo, Blanca, Puerto Lumbreras y Ricote, localidades en las que ha mejorado la situación epidemiológica al caer la tasa de incidencia acumulada. 

Estas 16 localidades se suman a Aledo, Librilla, Ojós y Villanueva del Río Segura, donde ya se podía ejercer la actividad hostelera, por lo que una veintena de municipios de la Comunidad ya disfrutan del servicio en terrazas.

Un camarero sirve en una terraza en Alcantarilla

Estas localidades suprimen el cierre perimetral

Estos veinte municipios cumplen con los criterios establecidos por el Ejecutivo murciano para abandonar el riesgo extremo de transmisión del coronavirus, que contempla una tasa de incidencia acumulada mayor de 500 casos en las últimas dos semanas o mayor de 250 casos en los últimos siete días. De esta forma, los negocios hosteleros (bares, cafeterías y restaurantes) podrán reabrir sus terrazas este miércoles al 75% máximo de ocupación «solo para personas convivientes».

Al margen de volver a prestar la actividad hostelera, en estas localidades se suprimirá el cierre perimetral impuesto desde hace un mes para evitar la propagación del virus y se permitirá la ‘libre movilidad’ entre los que presenten un nivel de alerta inferior al extremo.