Vuelven a tender la mano a los médicos porque ellos saben de «gestión de epidemias». El grupo de seguimiento del covid-19 constituido por la Organización Colegial Veterinaria (OCV) ha pedido a las comunidades autónomas una vacunación urgente de los veterinarios porque son sanitarios y por los servicios esenciales que prestan a la sociedad.

Y es que, tal y como han recordado, este colectivo profesional tiene un «claro compromiso» con la salud pública desde diferentes vertientes (seguridad alimentaria, sanidad animal, clínica, investigación), más patente si cabe desde el inicio de la pandemia, por lo que conviene proceder a su inmunización a la «mayor brevedad posible» para evitar contagios que impidan la realización de sus actividades cotidianas.

«Existen evidentes problemas de logística en la administración de la vacuna, comenzada hace ya tres semanas, que causan un ritmo más lento del que sería adecuado. Ante la preocupación por esta demora y tras analizar la situación actual, pedimos una mejor planificación y organización de la campaña para inmunizar masivamente a la población española, así como efectuar un censo e identificación de gatos y hurones», hacen hincapié.