Murcia fue en 2020 la quinta región española con mayor tasa de donantes de órganos, 51 por cada millón de habitantes, 77 personas en total, muy por encima de la media nacional, 37,4, aunque ha descendido notablemente por el coronavirus respecto a la de 2019, de 63,8, 95 ciudadanos.

El hospital más importantes de la comunidad, el Virgen de la Arrixaca, siguió siendo el año que acaba que terminar el que más donantes logró de entre todos los españoles, a la cabeza también en donantes fallecidos en asistolia junto con el de Bellvitge, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

La Unidad de Trasplantes de la Arrixaca vio mermada su actividad en un 13% durante la pandemia. Recientemente se puso al frente de la unidad el catedrático de Cirugía Ricardo Robles, que relevó a doctor Pablo Ramírez.

Trasplantes y donaciones no han sido ajenos a la pandemia y han visto reducido su ritmo de crecimiento, especialmente en la primera ola, entre marzo y mayo, pero este descenso no se ha observado en la actividad pediátrica, que en 2020 alcanzó un «máximo histórico», con 197 trasplantes en niños en toda España.

En rueda de prensa para presentar el balance anual, la secretaria de Estado Silvia Calzón y la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, han informado este lunes de que la pandemia ha supuesto un descenso del 19 por ciento de los trasplantes y del 23 por ciento de las donaciones y, si bien la tasa de donantes de España (37,4 por millón de población) supera a países de nuestro entorno, es 11,6 puntos más baja que en 2019.

A pesar de la situación hostil de la pandemia en 2020, se realizaron 4.425 trasplantes de órganos gracias a 1.777 donantes fallecidos y 268 vivos. Sin embargo, esta cifra está lejos de los 5.449 realizados un año antes y supone un freno al ritmo de crecimiento que venía siendo tradicional.

La directora general de la ONT ha querido destacar «varios hitos» en 2020. Aquí se ha referido, en especial, al trasplante infantil, que el pasado año alcanzó un «máximo histórico», con 197 trasplantados. La responsable de la ONT ha argumentado estas cifras en el menor impacto de la covid en las unidades pediátricas, pero también por las medidas puestas en marcha desde la organización que preside para facilitar el acceso de los niños a esta terapia.

Además en 2020, ha dicho, se han resuelto 219 urgencias «cero», pacientes que sin el trasplante tenían riesgo de fallecimiento en 24 horas y se han logrado 103 trasplantes en pacientes renales hiperinmunizados, es decir, pacientes para los que encontrar el donante adecuado es como «una aguja en un pajar».

La presidenta de la ONT también ha subrayado que no se ha registrado ningún caso de sospecha de transmisión de la infección covid del donante al receptor, y eso ha ayudado mucho a gestionar los programas.

Otro aspecto que desde la ONT se ha valorado son las donaciones de médula ósea y han informado de que la cifra de donantes registrados ya asciende a 439.350, en línea con los objetivos planteados en la tercera fase del Plan Nacional de Médula Ósea.