Las consultas presenciales con los médicos especialistas de los distintos hospitales de la Región han sido suspendidas al menos durante dos semanas. En una reunión que ha mantenido el gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, con los delegados de los distintos sindicatos para explicarles la situación actual de la pandemia en la Comunidad y cuál es el plan del SMS, se ha anunciado esta nueva medida, que ya se está aplicando, salvo para excepciones.

También lo ha confirmado el portavoz del Comité de Seguimiento de la covid en la Región, Jaime Pérez, quien ha indicado que todas las consultas externas en hospitales pasarán a ser telemáticas para ganar seguridad y lograr reducir la movilidad de los pacientes a los centros hospitalarios, que están sufriendo estos días el impacto de la tercera ola de la pandemia del coronavirus. Asimismo se adaptarán las pruebas complementarias en función de la necesidad de disponibilidad de los profesionales sanitarios que han sido 'llamados a filas' para ayudar en la lucha contra el coronavirus.

El portavoz del Comité ha advertido que 67 de los 85 centros de salud de la Región permanecen en nivel rojo por el alto índice de contagios de covid-19, lo que representa al 90% del personal sanitario que trabaja en estas instalaciones.

"Afontamos una situación muy complicada. Hemos superado el centenar de ingresos en Cuidados Intensivos y 640 personas están hospitalizadas en la Región. Aún podemos evitar que la situación se agrave más, en nuestras manos está contener la epidemia", ha señalado Pérez, quien ha recordado que el plan de contingencia de la Comunidad ya se ha puesto e marcha y que ha supuesto, entre otras medidas, la suspensión de la actividad quirúrgica no urgente o no prioritaria en los hospitales de la Región.

Asimismo el SMS ha decidido esta mañana aplazar el examen de oposición en la categoría de Ayudante de Servicios para evitar desplazamientos entre los miles de opositores que estaba previsto que se presentasen a la prueba este domingo. Aunque las pruebas contaban con todas las medidas de seguridad frente a la covid-19, se pretende así evitar la interacción social y la movilidad en vehículos de los más de 2.000 opositores que estaban convocados. Se trata concretamente de las pruebas para acceder a las 39 plazas que oferta el SMS para esta categoría.