14 de enero de 2021
14.01.2021
La Opinión de Murcia
Justicia

Recusan a la jueza del caso de las obras del AVE entre Murcia y Alicante

Un abogado asegura que el auto de procesamiento fue redactado por un Guardia Civil y no por la magistrada, mientras que ella defiende que lo escribió por sí misma

14.01.2021 | 19:10
Recusan a la jueza del caso de las obras del AVE entre Murcia y Alicante

El abogado Gonzalo Martínez Fresneda, que ejerce la defensa de los empleados de una de las empresas encargadas de las obras del AVE entre Murcia y Alicante, ha recusado a la jueza Olga Reverte que investiga un presunto fraude en la construcción de esta línea al entender que la magistrada no habría redactado el auto de procesamiento, sino que lo habría hecho un agente de la Guardia Civil.

En concreto, el abogado ha solicitado la recusación formal de la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia debido a que el auto de incoación de Procedimiento Abreviado, de 13 de diciembre de 2020, aparece redactado por un Guardia Civil identificado gracias a un código de siete dígitos, según consta en el archivo de "propiedades del documento".

El letrado esgrime que este hecho es de una "excepcional gravedad", al reflejar "no sólo una infracción flagrante de las normas esenciales de un procedimiento penal, sino sobre todo una vulneración de los derechos fundamentales que la Constitución garantiza a los ciudadanos".

"En resumen, los hechos demuestran una patente dejación de funciones jurisdicciones por parte de la magistrada recusada, que ha relegado en la Guardia Civil no sólo la marcha de la causa sino incluso la redacción de sus escritos y, con ello, el contenido jurisdiccional de las resoluciones que dicta, algo reservado constitucionalmente a los jueces y tribunales", tal y como argumenta el abogado en su escrito de recusación.

En definitiva, el letrado considera que, al menos en este caso, en el Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, quien redacta los Autos a la jueza "es la Guardia Civil", de forma que esta fuerza policial "no sólo le dicta lo que tiene que hacer (impulsando la instrucción) sino que directamente lo redacta", lo que estima que "es algo intolerable y, cuanto menos, nulo de pleno Derecho".

En opinión del abogado, este "interés" en "priorizar" a una de las partes del proceso en detrimento de otra "vulnera radicalmente el derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho". Así, asevera que "sin un juez imparcial no hay proceso, pero tampoco hay juez".

LA JUEZA ALEGA QUE SOLO PIDIÓ AYUDA AL AGENTE

La jueza, en un informe, responde a estas acusaciones defendiendo que dicha resolución ha sido redactada por ella. "Está firmada digitalmente por mí y por el Letrado de la Administración de Justicia", esgrime la magistrada, quien señala que únicamente se solicitó el auxilio "meramente técnico informático" al funcionario de la Guardia Civil para su conversión a PDF.

Y es que, añade la jueza, "al tratarse de un documento de word de 403 páginas el programa informático MINERVA no permitia insertarlo debidamente configurado, dando error y desconfigurando el documento".

Por este motivo, admite que se le remitió el documento a dicho agente de la Guardia Civil quien, desde su ordenador "profesional y securizado", lo envió en PDF al correo de la funcionaria encargada del procedimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook