13 de enero de 2021
13.01.2021
La Opinión de Murcia
Educación

Los profesores técnicos de FP, degradados por la Lomloe

Los docentes sin título universitario que impartan clases en algún ciclo formativo tendrán desventaja frente a aquellos que sí hayan cursado una carrera

12.01.2021 | 21:02
Los profesores técnicos de FP, degradados por la Lomloe

En la Región podrían verse afectados cerca de mil profesionales

Cientos de profesores técnicos de Formación Profesional en la Región de Murcia continuarán su carrera profesional los próximos años perteneciendo a un cuerpo de docentes a extinguir, según establece la nueva ley de educación (Lomloe). Dicha norma establece que para impartir enseñanzas en la FP los docentes deberán tener un título de grado universitario, algo que podría afectar a cientos de profesores de la Región de Murcia que no disponen de dicho reconocimiento académico pero sí, por ejemplo, del título de grado superior de FP. Este último no valdría ahora para impartir la formación práctica de un ciclo de FP, formación que se encarga de ofrecer el cuerpo de profesores técnicos, un cuerpo que la Lomloe ha declarado a extinguir y que deja en el limbo a estos docentes.

Según las estadísticas que maneja el Ministerio de Educación y Formación Profesional, en la Región de Murcia hay actualmente cerca de mil profesores técnicos de FP que se verían afectados por la norma que entra oficialmente en vigor el próximo 21 de enero, aunque no especifica cuántos tienen título universitario. Entre aquellos más afectados estarían los docentes que imparten clases en algún ciclo cuya familia profesional (conjunto de cualificaciones cuya docencia se da mediante ciclos o cursos de FP) no tiene equivalencia con un grado universitario.

Las especialidades más afectadas en la Región de Murcia serían Cocina y Pastelería, Estética, Fabricación en instalación de carpintería y mueble, Mantenimiento de vehículos, Mecanizado y mantenimiento de máquinas, Patronaje y Confección, Peluquería, Producción en artes gráficas, Servicios de Restauración y Soldadura, ya que no existe un grado universitario que acredite al profesor para poder dar clases en la FP a partir de ahora. Es por ello que los profesores técnicos que sean funcionarios de carrera y que no tengan un grado universitario perderán ventaja frente a los que sí lo tengan en los concursos de traslado, equiparación salarial, acceso a puestos de dirección en los centros de FP o a la hora de repartir las clases en los diferentes módulos. «De esta forma tendrían siempre prioridad para elegir aquellos docentes que tengan un título de grado», señala Mari Carmen Arroyo, profesora técnica de FP de la Región y una de las afectadas por el nuevo articulado de la Lomloe. Ella, junto a varios profesores en su misma situación, han creado una plataforma de afectados a nivel regional para lograr paralizar los efectos de la ley en la Región. «Ahora solo podremos promocionar a través del cuerpo superior de Profesorado de Enseñanza Secundaria si tenemos título universitario porque el cuerpo de Profesor Técnico está en extinción».

Esto afecta también a los interinos y opositores que buscan una plaza fija en los centros de FP de la Región y que solo cursaron un grado superior. «Queremos que la Consejería de Educación publique oficialmente la convocatoria de oposiciones para Secundaria y FP antes del 21 de enero para dejar sin efecto en este asunto los cambios de la Lomloe», señala la docente. Este año hay 190 plazas para técnicos de FP pero la nueva ley podría obligar a que solo sean ocupadas por titulados universitarios. Exigen también que se garanticen en la Región los mismos derechos laborales y económicos para estos docentes.

La solución que plantea el Ministerio para que los afectados que todavía no sean funcionarios y no dispongan de título es ser contratados como profesor especialista, pero «se perdería estabilidad laboral y derechos económicos». Para aquellos profesores técnicos que sí dispongan de estudios universitarios, serán integrados en el cuerpo superior de Profesorado de Enseñanza Secundaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook