12 de enero de 2021
12.01.2021
La Opinión de Murcia
Crisis del coronavirus

Coronavirus en Murcia: La Región vuelve a la alerta extrema por el desboque de los contagios

El Gobierno murciano decreta la vuelta a la fase 2 de riesgo asistencial para toda la Comunidad y el cierre perimetral en 36 municipios, donde la hostelería dejará de prestar servicio

11.01.2021 | 20:59
El Hospital Reina Sofía abrió ayer una nueva planta para acoger a pacientes afectados por el coronavirus.

Las medidas, entre las que se incluye la suspensión de actos multitudinarios, afectan a más del 90% de la población

La gravedad de la situación epidemiológica ha hecho tomar medidas más duras para que el golpe de la tercera ola de la pandemia del coronavirus sea lo menos duro posible. La Región ha vuelto a una situación de alerta extrema por el disparo de los contagios en las última semanas y el Gobierno regional ha decidido decretar en toda la Comunidad la fase 2 de riesgo asistencial por la elevada presión en los centros sanitarios debido al aumento de contagios por covid.

Además, 36 de los 45 municipios de la Región han amanecido hoy con medidas más restrictivas, como el cierre perimetral o la suspensión de la actividad hostelera -tanto en interior como en exterior, así como la reducción del aforo en comercio al 50%, el cierre de parques y jardines a partir de las siete de la tarde o el cierre de centros de día y la atención presencial en estas instalaciones.

Por otra parte, también se ha impuesto la suspensión de todos los actos multitudinarios que se puedan celebrar en la Comunidad. Se trataría de aquellos que aglutinen a más de 200 personas en el interior, a más de 500 sentadas en el exterior o a más de 100 de pie en el exterior

Estas medidas, que han entrado en vigor hoy mismo tras su publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), fueron aprobadas ayer en la reunión del Comité de Seguimiento de la covid en la Región, donde se volvió a poner sobre la mesa que la Comunidad afronta una situación «casi de emergencia por la evolución de los casos», según el portavoz del Comité, Jaime Pérez.

En concreto, los 36 municipios cerrados son Abanilla, Abarán, Águilas, Albudeite, Alcantarilla, Alguazas, Archena, Blanca, Bullas, Campos del Río, Caravaca de la Cruz, Cartagena, Cehegín, Ceutí, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Jumilla, La Unión, Las Torres de Cotillas, Lorca, Lorquí, Los Alcázares, Molina de Segura, Moratalla, Mula, Murcia, Pliego, Ricote, San Javier, San Pedro del Pinatar, Santomera, Torre Pacheco, Ulea, Villanueva del Río Segura y Yecla, Estas localidades aglutinan al 91% de la población de la Región, que sufre desde hoy la limitación de su movilidad.

Asimismo en Beniel, Alhama de Murcia, Totana, Puerto Lumbreras y Mazarrón se establece un nivel de alerta muy alto, donde destaca el cierre del interior de hostelería, y el 75% de ocupación máxima en terrazas, el 50% del aforo de comercio, el cierre de parques y jardines a partir de las siete de la tarde, el 50% para zonas comunes de hoteles, o el 30% para celebraciones con un máximo de 30 personas tanto si es en espacios abiertos como cerrados. En nivel medio-alto se sitúan Librilla y Calasparra, y en nivel bajo Aledo y Ojós. Jaime Pérez anunció ayer que la tasa de incidencia media regional de la última semana epidemiológica se sitúa en 516,6, y la de la últimas dos semanas está en 713,6 casos por cada 100.000 habitantes. Así, según anunció el propio portavoz, en la Región en apenas una semana se han duplicado los positivos por covid, sobre todo en personas entre 17 y 40 años, y el 78% de los contagios se originan en el ámbito familiar y de ocio.

La Región volvió a superar ayer los 9.000 casos activos de coronavirus, en concreto 9.234, tras registrar 667 positivos en un día, lo que supone más del doble de afectados que la semana pasada. La cifra de nuevos contagios bajó el pasado domingo notablemente respecto a la jornada anterior. Desde el inicio de la pandemia se han confirmado 68.291 casos.

Además, Salud notificó cinco fallecidos por coronavirus más. Se trata de tres varones y dos mujeres de 74, 76, 83, 83 y 91 años, dos de Murcia, dos de Cartagena y uno de Jumilla. La cifra de muertes por el virus asciente, por tanto, a 787. Por otro lado, los ingresos hospitalarios suben hasta 407, 6 más que en el anterior recuento, de los cuales 87 permanecen en una Unidad de Cuidados Intenssivos (UCI).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook