08 de enero de 2021
08.01.2021
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Luján, sobre la polémica de los exámenes presenciales: "No entiendo la confusión y violencia en las redes"

La UMU reconoce que no se cumplieron las medidas de seguridad durante el primer día de exámenes en el aulario Giner de los Ríos y reforzará la presencia de vigilantes y policías

08.01.2021 | 13:04
El rector José Luján, junto al consejero Motas y el director de Salud Pública, José Carlos Vicente

Los exámenes presenciales en las universidades regionales no conllevan ningún riesgo de contagio si se cumplen todas las medidas de seguridad para evitar infecciones durante el transcurso de las pruebas en las aulas. Sobre esta idea ha ahondando el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, en una rueda de prensa en el edificio Convalecencia de la Universidad de Murcia esta mañana donde el rector José Luján ha querido detallar qué protocolos se establecieron tras conocer el informe del Comité Técnico Asesor Covid-19 de la Universidad de Murcia en noviembre del pasado año donde recomendaban hacer los exámenes de la convocatoria de enero de forma telemática.

Desde el pasado 4 de enero las dudas y quejas entre la comunidad estudiantil no han hecho más que crecer al publicarse las recomendaciones de los expertos en coronavirus de la Universidad de Murcia, unas protestas que sobre todo se han llevado a cabo en las redes sociales y a través de diversas iniciativas de las delegaciones de estudiantes (comunicados, recogida de firmas o encuestas a los compañeros) donde se reclaman las pruebas online.

Esta oleada de quejas se acrecentaron cuando se publicaron diversas imágenes de los alumnos de la Facultad de Educación en el aulario Giner de los Ríos, en Espinardo, donde denunciaron que no se cumplían los protocolos de seguridad ante la aglomeración de personas en los pasillos antes y después de la realización de los primeros exámenes de la convocatoria de enero. Este hecho es reconocido como un error por parte del rectorado, por el que piden perdón y aseguran que redoblarán las medidas para evitar que se vuelvan a repetir situaciones similares en las próximas semanas.

El rector José Luján ha señalado que desde antes del 23 de diciembre los estudiantes conocían las circunstancias en las que se desarrollarían sus exámenes en la actual convocatoria al publicarse los llamamientos donde se detallan la hora, el lugar y la estructura de la prueba que realizarían de forma presencial u online (según la asignatura y el título académico). Las circunstancias de estos exámenes en cada centro se fue aprobando desde el pasado 7 de diciembre en cada Junta de Facultad, donde el rector señala que hasta los representantes de los estudiantes tuvieron voz y voto sobre esta cuestión.

Es por ello que Luján no entiende la confusión y la violencia en las redes sociales que se ha producido desde el pasado 4 de enero cuando los universitarios conocían desde hace varias semanas las condiciones de sus exámenes. "No puedo entender que una situación de confusión y diría que casi de violencia en redes sociales surja el 4 de enero cuando el reglamento está aprobado y conocido suficientemente por todos desde un mes antes, desde el 4 de diciembre. Soy incapaz de procesarlo, no sé si alguna Inteligencia Artificial poniéndole los datos sería capaz de entender qué es lo que ha pasado". 

El rector ha querido reflejar con datos la seguridad que ofrecería la presencialidad de los exámenes, señalando que el pico máximo de reunión de estudiantes, en un mismo centro y a una misma hora, sería de 550 alumnos. Subraya que la mayoría de grados tendrán una aglomeración máxima entre 50 y casi 300 alumnos en los días más concurridos, pero destaca que cada día de exámenes los centros contarán con cuatro franjas horarias para la realización de las pruebas. "En el 75% de todos los exámenes de la convocatoria de enero, contando con que asistieran el 100% de los alumnos, no habría más de 104 estudiantes por centro".

El director general de Salud Pública quiso poner encima de la mesa la valoración positiva de los técnicos de su departamento sobre los planes de contingencia que tiene elaborados cada facultad. José Carlos Vicente subrayó que la mayoría de contagios en la Región de Murcia se producen en actividades no regladas, es decir, en momentos donde se relajan las medidas de seguridad como quitarse la mascarilla y reunirse diversas personas sin guardar distancia. Preocupa sobre todo las aglomeraciones antes y después de los exámenes, en situaciones donde los universitarios se podrían reunir en cafeterías o en las plazas y calles aledañas a los centros universitarios.

Es en estos sitios donde se reforzará la presencia del cuerpo de vigilantes de la Universidad y de la Policía Local, ya que la UMU ha solicitado la colaboración del Ayuntamiento de Murcia para reforzar la presencia policial y aumentar la frecuencia de los servicios de transporte como el tranvía hacia el campus de Espinardo.

El consejero de Universidades, Miguel Motas, también presente en la rueda de prensa, quiso destacar que en todo momento se ha respetado la autonomía universitaria a la hora de tomar decisiones y que trasladó ayer al Comité de Seguimiento Covid de la Comunidad las inquietudes que le habían señalado los rectores de la UMU y de la Universidad Politécnica de Cartagena, Beatriz Miguel, en una reunión de urgencia que mantuvieron en la mañana de ayer. Con todo, los técnicos de Salud Pública le confirmaron que es seguro realizar las pruebas de forma presencial.

Por su parte, Vox pidió que se realicen los exámenes de forma telemática "para no poner en riesgo la salud del profesorado y del alumnado". "Es un grave error reunir a más de 30.000 estudiantes en un mismo centro para los exámenes existiendo la alternativa online", aseguró el presidente de la formación en Murcia, José Ángel Antelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook