29 de diciembre de 2020
29.12.2020
La Opinión de Murcia
Sucesos

Aluvión de incendios en contenedores porque vecinos tiran brasas a la basura

Municipios como Alhama de Murcia y Los Alcázares detectan un incremento de estos fuegos por "lumbres de chimeneas"

29.12.2020 | 04:00
Un agente de la Policía Local de Alhama de Murcia, junto a un contenedor incendiado.

La Policía Local de Los Alcázares emitía recientemente un aviso «para todos aquellos vecinos que tienen chimenea o hacen barbacoas», dado que «desde que ha entrado el frío son numerosos los avisos por incendios en contenedores» y, según los municipales, «esto se debe a que en varias ocasiones a aquellos vecinos que tienen chimenea en casa o hacen barbacoas, depositan los restos de ceniza en los contenedores, con el riesgo que ello conlleva».

Los ciudadanos han de asegurarse, para evitar un mal mayor, de que estos restos se encuentran apagados del todo, de ahí que desde el Cuerpo sugieran que los mojen y, en todo caso, no los tiren a la basura nada más sofocarlos.

«Deposítenlos dentro de una bolsa para que queden recogidos y no comprometan la seguridad», detallan desde la Policía.

En la misma línea se expresan desde Alhama de Murcia: la Policía Local y los Servicios de Extinción de Incendios llevan semanas recibiendo avisos de incendios junto a contenedores y, en estas ocasiones, no se trata de vandalismo ni de pirómanos, como sí ha pasado en otras ocasiones.

Coste a las arcas municipales

En estos últimos incendios, «el origen del fuego se debía al vertido de lumbres tales como brasas, generadas en los hogares a raíz de la reciente bajada de temperaturas», explica la Policía Local, que añade que «varios contenedores quedaban inutilizados por las llamas y obligaba a su recambio, generando un coste muy alto para las arcas municipales».

No obstante, el mayor peligro radica en que un día pueda haber víctimas. Desde la Policía Local de Alhama de Murcia se recuerda que «la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos Municipales establece la prohibición de depositar en contenedores materiales en combustión o que contengan elementos inflamables, catalogándola como infracción grave sancionada con hasta 300 euros junto con la obligación de resarcir por los daños ocasionados». En este sentido, el Cuerpo indica a los vecinos que «antes de verter este tipo de residuos dentro de su correspondiente bolsa, se debe confirmar la completa extinción de la lumbre».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook