28 de diciembre de 2020
28.12.2020
La Opinión de Murcia
Laboral

El empleo precario, la primera víctima de la pandemia

El secretario general de UGT en la Región ha ofrecido hoy el balance socioeconómico de la Región en 2020

28.12.2020 | 14:37
Antonio Jiménez.

El empleo precario ha sido la primera víctima de la pandemia para el secretario general de UGT en Murcia, Antonio Jiménez, que hoy ha ofrecido su balance socioeconómico del año 2020. Un dato que ejemplifica esta realidad lo encontramos "en los 18.900 puestos de trabajo temporal que se han perdido respecto al año anterior", lo que supone un 11 por ciento de retroceso en términos relativos, una cifra que supera incluso a la que tiene el empleo por cuenta propia, que ha caído un 7 por ciento.

Para el secretario regional de UGT, la pandemia ha agudizado y empeorado todos los registros, "los salariales, el número de trabajadores no cubiertos por la negociación colectiva, el incremento del desempleo, el aumento del empleo vulnerable, y las brechas entre hombres y mujeres". En este contexto negativo, algo especialmente "sangrante" para Jiménez ha sido todo lo vinculado a la prevención de riesgos laborales, "es muy duro asumir que aún hoy no se hayan desarrollado instrumentos y estrategias para que los trabajadores puedan acometer su trabajo de forma adecuada en una situación de pandemia".

Para UGT, los ERTE han permitido salvaguardar el empleo indefinido y parte del empleo de duración determinada. "Demandamos en su día que estos empleos fueran también protegidos, y que se prohibiese despedir, y que se interrumpiese el cómputo del plazo de los empleos temporales, y eso ha permitido el apuntalamiento del empleo".

Según Jiménez, si no se hubiesen regulado los ERTE, "esta crisis hubiese sido desvastadora". Pese a todo, recordó que "la gestión ineficiente de los ERTE", por la falta de recursos, retrasó de manera inaceptable el cobro de las prestaciones de desempleo a muchas familias; por eso, señala Antonio Jiménez, en el pacto regional suscrito el pasado mes de mayo, "conseguimos introducir unos complementos a estas prestaciones para aquellos que estando en el ERTE, tuvieran los salarios más bajos".

El empleo ha sufrido una fuerte escalada este año, informa el sindicato, y hasta el tercer trimestre de 2020 una media de 17.200 personas se han sumado al desempleo, casi un 17 por ciento más que con respecto al año anterior. Sobre el empleo juvenil, indicó que el 76,2 por ciento de los murcianos menores de 30 años tienen empleos vulnerables, "una cifra desproporcionada, que nos coloca como la cuarta comunidad con mayor vulvenabilidad".

Negociación colectiva

En este momento hay 37 convenios de sector que afectan a 200.000 trabajadores pendientes de las actualización de sus condiciones de trabajo y salariales, "estamos en una situación de bloqueo provocado por las organizaciones empresariales que está provocando una parálisis en la concertación que en algunas casos se extiende diez años, como es el caso del sector de la hostelería". Según el secretario de UGT, "muchos de estos convenios no recogen ni siquiera la tabla salarial del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) del año 2020", y hay tareas pendientes, como la regulación del teletrabajo, o las obligaciones en materia de igualdad.

Nuevas realidades

Sobre las nuevas realidades laborales y económicas provadas por la covid, como las contrataciones a través de las ETT, el teletrabajo o las plataformas digitales, Jiménez afirma que se "han introducido nuevos nichos de precaridad laboral en la Región", y recuerda que Murcia sigue siendo la segunda comunidad que más contratos a través de ETT aporta a conjunto nacional.

En cuanto al teletrabajo indicó que se han generado muchas situaciones abusivas relacionadas con el excesivo tiempo de trabajo, asunción de gastos impropios, "o la no aplicación al derecho de la desconexión digital".

Jiménez también hizo mención al auge de las plataformas digitales, en concreto, al reparto a domicilio, "el aumento de este trabajo no ha significado, ni mucho menos, el fin de la precaridad laboral". En en este sentido recordó el logro del sindicato con esa primera sentencia del Tribunal Supremo que reconoce a los rider como falsos autónomos.

Luces y sombras en materia de igualdad

Las brechas entre hombres y mujeres en el acceso y la permanencia en el empleo han aumentado. "Las mujeres han tenido menores tasas de actividad y de ocupación en 2020, y mayores tasas de parcialidad, de paro y de temporalidad", ha informado Jiménez que ha destacado que durante la pandemia, las mujeres se ha visto doblemente expuestas, "porque son mayoría en sectores sobrecargados de trabajo como el secto sanitario y socio sanitario y en sectores castigados por el cese de actividad como el de la hostelería, comercio o en el emplo doméstico e informal". Además, el cierre de centros educativos o los centros de día, no ha ayudado tampoco a proteger la posición laboral de las mujeres este año.

La promulgación de dos nuevos reglamentos, de igualdad salarial (que recoge la obligación de registros y de auditorías salariales), y sobre los planes de igualdad en las empresas, obligados para las empresas de más de cien trabajadores en 2021, y de más de 50 trabajadores para 2022, son las notas positivas en este aspecto para el secretario general.

Siniestralidad

Hasta octubre de 2020 se han producido 30.981 accidentes de trabajo. La pandemia no ha hecho más que "visibilizar toda la ineficacia que tienen los sistemas preventivos en las empresas; ha fallado la dotación de EPI, la evaluación de los puestos de trabajo, la formación, e incluso la gestión de las discapacidades temporales por contagio de covid". Antonio Jiménez asegura que no han tenido consideración de contingencia profesional algunos colectivos, como el personal de limpieza de los centros sanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook