27 de diciembre de 2020
27.12.2020
La Opinión de Murcia
Covid

Dos residencias de San Pedro y Churra inauguran hoy la campaña de vacunas

"Es el principio del fin de una pesadilla que ha costado muchas vidas", asegura el coordinador regional de Mensajeros de la Paz

26.12.2020 | 20:40
LLegada de vacunasal centro logísticode Guadalajara. EFE

El consentimiento informado supera el 90 por ciento en residentes y trabajadores

La Región de Murcia comienza hoy, junto al resto de comunidades y ciudades autónomas, a vacunar a su población contra el coronavirus.

De las primeras 335 dosis de la vacuna que ayer llegaron a la Región, 140 se aplicarán en la residencia de mayores Edad Dorada Mensajeros de la Paz y 185 en el centro para personas con discapacidad de Churra. A partir del lunes, con una periodicidad semanal, la Región dispondrá de 12.675 dosis hasta llegar a las 50.700 en un mes. El proceso continuará de forma progresiva conforme se reciban más vacunas. Tal y como aseguró hace unos días el consejero de Salud, Manuel Villegas, se espera que cerca del cinco por ciento de los murcianos, 75.000 personas, haya recibido la vacuna en marzo de 2021.

Según el coordinador regional de Mensajeros de la Paz, Carmelo Gómez, que tiene a su cargo las residencias de Santa Isabel en Villanueva del Río Segura, de la Virgen del Mar en Cartagena y la de Edad Dorada Mensajeros de la Paz en San Pedro del Pinatar, «está todo perfectamente preparado para que hoy comience el proceso de vacunación». Gómez explica que durante la jornada se vacunarán primero a los pacientes, «lo cual requiere un despliegue de organización extraordinario; una vez vacunados todos los mayores, será el turno de un porcentaje de los trabajadores, unos 35 o 40 profesionales».

Esta residencia, que recibirá la visita del presidente regional, Fernando López Miras, ha habilitado una sala de vacunación con tres boxes y tiene previsto vacunar a 98 residentes. En cuanto al consentimiento informado, el coordinador de Mensajeros de la Paz considera un hito haber superado el 90 por ciento de firmas: «No es lo habitual... En el caso de los trabajadores, el porcentaje ha llegado al 95 por ciento, el resto que no ha firmado es porque se encuentra de vacaciones o tienen un proceso médico que se lo impide por lo que se esperará a la segunda tanda». Sobre las personas, residentes y trabajadores, que se niegan a administrarse la vacuna se encuentran dos trabajadores, «por razones de inseguridad; quieren ver antes cómo evolucionará este proceso». Entre los mayores, las cifras son parecidas, «sólo hay un familiar que se ha negado a que se vacune a su padre (incapacitado para tomar esa decisión). Esperemos que en una segunda tanda, cuando vea que no le ha salido a nadie un ojo en la frente, se decida a vacunar a su familiar».

Carmelo Gómez describe la jornada de hoy como un día de esperanza, «es el principio del fin de una pesadilla que ha costado muchas vidas. Y más allá de los que han muerto, se han visto transformadas las vidas de millones de personas de una forma negativa. Nuestros mayores siguen con las visitas filtradas... El día de hoy es la esperanza para hacerles recuperar su normalidad».

En cuanto al calendario vacunal a partir del lunes, el coordinador regional reconoce que todavía no lo ha recibido, «pero somos pacientes; no se hará todo en un día, somos muchas residencias. Tengamos en cuenta que el tiempo de vacuna se prolonga unos 5 minutos por persona, por lo que un sólo vacunador para doce personas necesita una hora y existen 4.000 plazas de mayores».

Esta es la primera entrega de la vacuna de Pfizer a la que seguirán cada lunes nuevas partidas de dosis que se distribuirán entre las comunidades autónomas que, salvo excepciones como Aragón, no han desvelado dónde las guardarán. Y es que el almacenaje de las vacunas es uno de los mejores secretos guardados por razones de seguridad con el objetivo de que no haya ningún tipo de incidencia.

Máxima seguridad Guardia Civil y Policía Nacional escoltan las vacunas hasta las residencias

Fue este viernes, día de Navidad, cuando un primer camión procedente de Bélgica, no demasiado pesado, cruzó la frontera y, escoltado por la Guardia Civil, se dirigió al cuartel del Instituto Armado de Lerma, en Burgos cargado con los primeros lotes de la vacuna Pfizer para España. A las 7.29 horas de ayer llegaron a un almacén de la empresa farmacéutica en Guadalajara y comenzaron a distribuirse de forma equitativa a los puntos designados por todas las comunidades y ciudades autónomas. El trayecto dentro de los límites de la Región de Murcia de estas primeras dosis también será protegido por agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que escoltarán las vacunas hasta las residencias de San Pedro del Pinatar y Murcia. L.O.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído