26 de diciembre de 2020
26.12.2020
La Opinión de Murcia
Extra

Los Caballos del Vino, a disfrute del planeta

Tras diez años de trabajo, la UNESCO reconoce los Caballos del Vino como Patrimonio de la Humanidad

25.12.2020 | 19:08
Los Caballos del Vino, a disfrute del planeta

La carrera que comenzó hace diez años llegaba el pasado día 16 de diciembre a su meta. Los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz, una de las manifestaciones festivas y culturales más genuinas de España, eran declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La mañana fue muy larga, y la decisión se hizo esperar. Al filo de las 15.30 horas se conocía la buena nueva: el festeo insólito, único y pasional que se celebra en Caravaca los días 1 y 2 mayo era Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La decisión se tomaba en el 15º Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, en el que, por primera vez, los países miembros y las candidaturas comparecieron de forma telemática, siendo su sede en París.

El alcalde de Caravaca de la Cruz participaba en el comité, siendo acompañado por el presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras, quien se desplazó hasta el municipio para seguir en directo el desarrollo del veredicto y vivir, lo que calificó, como «un día histórico para Caravaca y toda la Región de Murcia, orgullosa de una expresión cultural tan singular y apasionante como cada una las subidas de los caballos, que representa una de las imágenes más potentes que nuestra tierra ofrece a todo el mundo. Porque estas fiestas trascienden a cualquier ámbito espacial, temporal o cultural».

«Estamos felices, porque este 16 de diciembre marca un hito en la historia de Caravaca, y porque este es un reconocimiento a tantas generaciones que, a lo largo de los siglos, han preservado una hermosa tradición llena de valores, una manifestación festiva y cultural que cada año nos emociona y nos hace vibrar con la llegada del mes de mayo», expresaba el alcalde, quien agradeció a todas las personas e instituciones el apoyo mostrado a la candidatura a lo largo de estos diez años de trayectoria.

«Para Caravaca de la Cruz y para la Región de Murcia supone un honor y una gran noticia alcanzar este reconocimiento y esta salvaguarda mundial, representando a España», añadía José Francisco García, quien agradeció a Fernando López Miras su iniciativa de llegar hasta Caravaca para apoyar esta decisión y vivir en primera persona un momento «de gran trascendencia para todos los caravaqueños».

Junto al presidente de la Comunidad y al alcalde, conocían la noticia la hermana mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Vera Cruz, María del Carmen López; y el presidente del Bando de los Caballos del Vino, Francisco Javier Gallego, así como las amazonas del Bando, puesto que los Caballos del Vino son uno de los festejos que forman parte de las fiestas patronales de la Santísima y Vera Cruz en el mes de mayo.

Los Caballos del Vino cumplen las características contenidas en el texto para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, ya que, en palabras del alcalde, «son un sentimiento colectivo, son mucho más que un divertimento, son más que una fiesta, significan más que eso. Son la expresión de nuestra identidad y de nuestra historia, fundamentadas en ritos ancestrales que han permanecido inalterables en los últimos siglos y que debemos salvaguardar de cualquier cosa que suponga desvirtuarlas de su forma y sentido».

En esta ocasión, los miembros del comité procedían de 22 países: Arabia Saudita, Azarbaiyán, Botswana, Brasil, Camerún, Chequia, China, Costa de Marfil, Djibuti, Jamaica, Japón, Kazajstán, Kuwait, Marruecos, PaísesBajos, Panamá, Perú, Polonia, República de Corea, Ruanda, Sri Lanka, Suecia, Suiza y Togo.

Una carrera arrancada hace más de una década

Fue en 2011 cuando el Consejo Nacional de Patrimonio Histórico celebrado en Burgos autorizó que los Caballos del Vino iniciaran la carrera a la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, comenzándose la redacción de su expediente, que se ha ido adaptando a nuevos requerimientos introducidos por la UNESCO a lo largo de este tiempo.

En marzo de 2012, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte registró el documento para su evaluación en la Secretaría de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial (UNESCO, París).

Entre las acciones de impulso a la candidatura llevadas a cabo en los últimos años destaca la puesta en marcha, en 2014, de la Casa Museo de los Caballos Vino, situada en el casco histórico de la ciudad, en un recuperado inmueble del siglo XVIII. Este espacio muestra la historia y desarrollo del singular festejo a través de una colección de piezas, complementada con imágenes y audiovisuales. El espacio está compuesto por ocho salas donde se refleja la implicación de la ciudad en la fiesta, destacando el valor del trabajo en equipo, la salvaguarda de las tradiciones, el respeto al caballo y la fuerza de la juventud.

El paso decisivo: Presentación en el Museo del Prado

Al tratarse de un encuentro telemático días antes del veredicto final, se presentó la candidatura ante los embajadores de la UNESCO en España en el salón de actos central del Museo del Prado. En el encuentro intervinieron la directora general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, María Dolores Jiménez Blanco; la secretaria de la Comisión Nacional de la Unesco dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Leticia Pico de Coaña; y el alcalde de Caravaca, quienes destacaron los valores de esta manifestación festiva, histórica, cultural y antropológica. También estuvieron presentes en la reunión, en representación del Gobierno de la Región de Murcia, el director general de Bienes Culturales, Rafael Gómez; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Caravaca, José Carlos Gómez, y el presidente del Bando de los Caballos del Vino, Javier Gallego.

Las características y valores mantenidos por los Caballos del Vino a lo largo de su extraordinaria historia se adaptan a la salvaguarda del patrimonio mundial inmaterial que promueve la UNESCO, puesto que este protege y vela por la continuidad de expresiones que se han transmitido de generación en generación, han evolucionado en respuesta a su entorno e infunden un sentimiento de identidad. El objetivo de la UNESCO es preservarlas con la mayor integridad posible para las generaciones futuras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook