23 de diciembre de 2020
23.12.2020
La Opinión de Murcia
Bloqueo

Desesperación entre los camioneros murcianos atrapados en Reino Unido

Los conductores cortan el tráfico en Dover y protagonizan forcejeos con la Policía

23.12.2020 | 14:15
Conductores confinados en el aparcamiento de un aeropuerto.

Los transportistas murcianos atrapados en Reino Unido desde el domingo por la noche empiezan a acusar la tensión y la desesperación provocadas por el confinamiento al que se están viendo sometidos y la dureza de las condiciones que deben soportar sabiendo que no podrán llegar a su casa para Navidad. Esta mañana se han producido cortes de tráfico en el puerto de Dover y se han registrado forcejeos con la Policía en los puntos en los que permanecen retenidos a la espera de que les hagan los test que les permitirán abandonar el país y cruzar el Canal de la Mancha.

Según informa la patronal Fenadismer, "tras varios días de incertidumbre y angustia, en condiciones sanitarias e higiénicas indignas, sin comida decente y lejos de sus casas, los transportistas desesperados se han tirado esta mañana a la carretera de acceso al puerto de embarque de Dover y están cortando el tráfico y reclamando poder volver a sus casas".

Aunque Francia ha levantado esta noche el bloqueo establecido en los pasos fronterizos para evitar la propagación de la nueva cepa del coronavirus detectada en Gran Bretaña, no dejará pasar a los conductores hasta que se conozcan los resultados de las pruebas que ha exigido el Gobierno galo para dejarlos cruzar.

El Ejército británico se ha unido este miércoles a sanitarios para realizar test rápidos de la covid-19 a los miles de camioneros varados cerca del puerto de Dover a fin de acelerar los viajes tras la reapertura de la frontera francesa.

Según ha informado la patronal Froet, la Embajada británica ha comunicado que "está previsto hacer 300 test por hora sin ningún coste (por el momento) para los conductores". El resultado se dará en 30 minutos, según estas fuentes.

Mientras tanto, miles de camiones siguen varados en las cunetas de las carreteras y en aparcamientos improvisados, como el de un aeropuerto situado al norte del puerto de Dover, en el sureste de Inglaterra, cerca de la terminal del ferri que conecta Reino Unido con el puerto francés de Calais.

Más al sur está el acceso al Eurotúnel que cruza el Canal de la Mancha.

Manuel Huesca, de la empresa de Las Torres de Cotillas Agustín Fuentes, asegura que el recinto del aeropuerto al que fueron conducidos cientos de vehículos "está totalmente vallado y se encuentra rodeado por la Policía", que les impide salir.


El confinamiento al que se ven sometidos está provocando tensiones entre los conductores, que empiezan a quedarse sin comida, a pesar de que todos suelen llevar provisiones suficientes cuando salen de viaje para aguantar hasta la vuelta.

También en el puerto de Dover se han producido este miércoles forcejeos con la Policía ante el caos provocado después de que Francia cerrase el domingo la frontera con el Reino Unido, según informa EFE.

Algunas fotografías de los reporteros gráficos mostraron estos forcejeos ante la clara frustración de los camioneros, muchos de ellos obligados a pasar tres noches en sus vehículos y con la perspectivas de no llegar a tiempo a casa para la Navidad.

Estos incidentes se produjeron después de que el Gobierno advirtiese hoy de que pueden pasar "algunos días" hasta que todos los camiones puedan cruzar el Canal de la Mancha.

Después de intensas negociaciones entre Londres y París, Francia acordó anoche reabrir la frontera y autorizar el paso de ciudadanos franceses, británicos residentes en Francia y camioneros, siempre que cuenten con una prueba negativa de covid-19.

En España, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha hecho público un comunicado en el que asegura que trabaja para facilitar la labor de los transportistas y la vuelta a casa de los conductores españoles retenidos.

El Ministerio anuncia que ha aprobado "una nueva resolución de la Dirección General de Transporte Terrestre flexibilizando los tiempos de conducción y descanso de nuestros transportistas, y permitiendo la posibilidad de realizar el descanso semanal normal en el vehículo. El objetivo es facilitar, una vez que se han reabierto las fronteras entre Francia y Reino Unido, el transporte y la vuelta a casa de los transportistas españoles, especialmente en estas fechas, reduciendo al mismo tiempo el riesgo para su salud".

Por su parte, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, se mostró ayer dispuesto a crear "una burbuja sanitaria" para los 1.500 transportistas murcianos bloqueados en Reino Unido para garantizar una vuelta segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído