20 de diciembre de 2020
20.12.2020
La Opinión de Murcia
Entrevista
Objetivos del Desarrollo Sostenible

María Belén López Morales: "Hay que apostar por 'edificios inteligentes' que fomenten el ahorro energético"

La Universidad de Murcia ha logrado reducir en los últimos seis años un 8% por usuario el consumo energético gracias a las energías renovables

19.12.2020 | 17:03
María Belén López Morales: "Hay que apostar por 'edificios inteligentes' que fomenten el ahorro energético"

La UMU obtuvo un sobresaliente en el examen de 'GreenMetric' en dos aspectos: la gestión de residuos y el uso eficiente de los recursos hídricos. La eficiencia energética marca un paso importante en las universidades

La Universidad de Murcia ha cosechado un importante éxito en el ranking 'GreenMetric', que elabora cada año la Universidad de Yakart.
El mérito es de todas las unidades y proyectos de la UMU que trabajan para convertir a la universidad en lo que es, un motor del desarrollo sostenible. Un dato: actualmente generamos un 21% de energía limpia y esperamos llegar al 25% a lo largo de 2021 ya que contamos con instalaciones de energía solar térmica, fotovoltaica, eólica, biomasa y geotérmica en el Campus de Espinardo. ¿Tenemos que mejorar? Por supuesto; queremos ser una de las universidades más 'sostenibles' de España y de Europa para cumplir con los objetivos marcados en la Agenda 2030.

Uno de sus puntos fuertes que se ha destacado es la gestión de residuos y, en particular, del plástico.
En lo referente a la gestión de los residuos, la UMU ha obtenido 1.650 puntos en 'GreenMetric' de un total de 1.800. Esta evaluación se debe al trabajo de recogida y reciclaje de residuos que se realiza en todos los campus mediante la disposición de contenedores. Por supuesto, en la universidad realizamos la gestión de residuos separando entre otros: sólidos urbanos, vidrio, envases plásticos, papel, residuos peligrosos y aceite usado. Y reciclamos más del 75% de los residuos. También hemos obtenido puntuaciones altas en iniciativas de concienciación ambiental y fomento del desarrollo sostenible que llevamos a cabo a través de 'Campus Sostenible', en especial las dirigidas a la reducción de la generación de plásticos entre la comunidad universitaria. Ese es un gran reto a medio y largo plazo: ser una universidad 'plástico 0'. En nuestras campañas, algunos residuos que aportan los estudiantes son almacenados de forma temporal, para posteriormente ser transportados a plantas de selección, donde se separan, recuperan y reciclan los materiales que posteriormente volvemos a utilizar.

La Unión Europea ha alcanzado un pacto este mes para reducir antes del 2030 las emisiones de gases con efecto invernadero un 55% en vez de un 40% como se pactó en un principio. ¿Qué pasos serían esenciales dar a corto plazo para lograr este objetivo?
Este anuncio es una buena iniciativa para lograr que la sociedad se mueva bajo parámetros de sostenibilidad. Se deberían posibilitar herramientas que permitan a las personas y organizaciones conocer su huella de carbono para poder fijar un marco desde el cual adoptar decisiones. Una vez analizada la información de la huella de carbono, las universidades como entidades de referencia social, debemos ayudar a detectar, concienciar y divulgar los cambios que se pueden adoptar. Según los resultados, se deberá proceder a modificar hábitos, modernizar y actualizar instalaciones. Para esto, es necesario apostar por 'edificios inteligentes' que fomenten el ahorro y la eficiencia energética a través de la digitalización y automatización de las infraestructuras. En este sentido, en la Universidad de Murcia estamos trabajando desde el Vicerrectorado de Planificación de las Infraestructuras a través de los profesionales que integran la Unidad Técnica, para la actualización de nuestras instalaciones en los cinco campus universitarios.

Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en la UMU hemos elaborado un proyecto para la transformación de nuestros campus en entornos holísticos, resilientes e interconectados a través de la inteligencia artificial y la digitalización. El proyecto se desarrolla en siete líneas de actuación que pivotarán sobre tres ejes estratégicos -transición verde, digitalización integral y transformación en entornos verdes y adaptativos. Este proyecto aspira a ser incluido en el programa 'Next Generation UE', para captar fondos europeos. En la UMU ya estamos trabajando en políticas de compensación de emisiones de CO2 para mitigar las emisiones originadas por las fuentes de energía, se ha rehabilitado el Parque Norte, planificado futuras reforestaciones en los campus universitarios y lanzado campañas como 'Ciclogreen', desde la que se han compensado 8.5 toneladas de dióxido de carbono en el último año.

¿Hasta qué punto la UMU apuesta por las energías renovables?
Desde hace una década impulsamos el uso de energías verdes y renovables, al igual que fomentamos la eficiencia y el ahorro energético. Así, los 24 millones de Kwh consumidos anualmente por la universidad proceden de fuentes de energía verdes, tal y como reflejan los pliegos de contratación firmados con los comercializadores de energía. La energía de biomasa y térmica son utilizadas para la Piscina Universitaria, el Colegio Mayor Azarbe, el Servicio de Actividades Deportivas, el Animalario, el CEIB-El Palmar y la Facultad de Óptica. En paralelo, la energía fotovoltaica se encuentra instalada en un gran número de edificios y aparcamientos. Mientras que la energía eólica es utilizada a efectos de investigación en la zona norte del Campus de Espinardo. Por último, la energía de geotermia, se utiliza en el invernadero bioclimático con el que se desarrollan las plantas que luego se colocan en jardines y espacios verdes.

¿Y el ahorro energético?
Desarrollamos un paquete de medidas para mejorar el ahorro y la eficiencia energética, optimizando el uso de las instalaciones y equipos como los ascensores o la climatización. También, reduciendo consumos, a través de la implementación del alumbrado LED tanto en exteriores como interiores. Otras medidas que se han utilizado para reducir los consumos son los sistemas pasivos de ahorro energético, tales como las pérgolas textiles, los sistemas climáticos y la fachada envolvente de la Facultad de Economía y Empresa, la piel solar orientable en la Facultad de Ciencias del Trabajo y Trabajo Social, o la remodelación de fachada en la Facultad de Psicología. Aportaré un dato: en los últimos 6 años hemos conseguido reducir en un 8% por usuario el consumo energético, gracias a las energías renovables y a las medidas de ahorro y mejora de eficiencia de sus instalaciones. En fuentes de energía fotovoltaica se generan cerca de 4 millones de Kwh anuales. Se trata de un ahorro energético considerable, teniendo en consideración el consumo de la universidad, formada por 50.000 usuarios, 5 campus universitarios, y 82 edificios. Como proyecto futuro estamos trabajando en la clasificación energética de los edificios universitarios para convertirlos en tipo A, medir la huella de carbono, alcanzar una huella de carbono 0 y el autoabastecimiento energético. Retos todos ellos a los que esta institución seguirá intentando responder, continuando así el camino emprendido de la adaptación de sus instalaciones para ser respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo se puede trabajar para compensar las emisiones de CO2?
Trabajamos en políticas de compensación de emisiones de CO2 para mitigar las emisiones originadas por las fuentes de energía. Así, se ha rehabilitado el Parque Norte, área forestal de gran valor natural debido a la gran variedad de fauna y flora que allí habita, y se han planificado futuras reforestaciones en los campus universitarios. Además de realizar campañas como 'Ciclogreen', desde la que se han compensado 8.5 toneladas de dióxido de carbono en el último año por el fomento del uso de la bicicleta, también la Universidad de Murcia ha ocupado en segundo lugar en el 0Urban Mobility Challenge'. Todas estas actuaciones han sido coordinadas, medidas y analizadas por la Unidad Técnica.

¿El alumnado universitario está suficientemente concienciado de que deben participar en la lucha contra el cambio climático? ¿De qué forma podrían hacerlo?
Por supuesto que está concienciado con la lucha contra el cambio climático, dentro de la políticas y estrategias que tiene la Universidad de Murcia con el medioambiente, nos interesa mucho la opinión y el nivel de satisfacción de los/as estudiantes. Por ello, recogemos su opinión mediante encuestas sobre su compromiso medioambiental y realizamos concursos, con un alto grado de participación. Estas acciones se realizan a través del Campus Sostenible, que es un proyecto que lidera la Universidad de Murcia desde el 2010. La colaboración de los/as alumnos/as es crucial dentro de ese compromiso, por tratarse de jóvenes universitarios entre los que están los futuros líderes de nuestra sociedad. En este apartado quiero resaltar el trabajo que estamos realizando desde este Vicerrectorado con el estudiantado para convertirles en 'gestores medioambientales' de las aulas y espacios que utilizan. No obstante, aún nos quedan muchos retos por lograr en el futuro para tener una mayor implicación de los mismos, que se plantearán en colaboración con el Vicerrectorado de Estudiantes y servicios a la comunidad universitaria. Además, desde el ámbito de la educación en sostenibilidad, se ha impulsado el proyecto ODSesiones, liderado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social y Transparencia, que conciencia a la comunidad universitaria y la sociedad murciana sobre la Agenda 2030. Este proyecto ha organizado hasta la fecha cerca de 400 actividades, en las que han participado más de 20.000 universitarios. ODSesiones acaba de recibir el premio a la mejor iniciativa de administraciones públicas en la categoría de Objetivos de Desarrollo Sostenible por parte del medio de comunicación online líder en RSC en habla hispana 'Corresponsables'.
«Los 24 millones de Kwh consumidos anualmente por la universidad proceden de fuentes de energía verde»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído