18 de diciembre de 2020
18.12.2020
La Opinión de Murcia
Agua

Agricultura ofrece 80 millones por la gestión de 82 depuradoras

El Ejecutivo autoriza a Esamur a licitar el contrato para explotar las plantas de tratamiento de aguas residuales durante tres años

17.12.2020 | 21:35
Depuradora de aguas residuales de Alcantarilla.

Podrá prorrogarse otros dos años hasta los 134 millones

La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente va a sacar a licitación un contrato por importe de 80,5 millones para la explotación de 82 de las 98 depuradoras de la Región durante un plazo de tres años, según anunció su titular, Antonio Luengo, tras el Consejo de Gobierno celebradoeste jueves.

El Ejecutivo regional ha autorizado a la entidad pública Esamur a licitar el contrato, que podrá ser prorrogado por otros dos años, hasta un máximo de cinco, lo que eleva el importe total a 134 millones.

Los 80,5 millones contemplados en el contrato de tres años se destinarán a la depuración y bombeo de aguas residuales, así como a las asistencias técnicas de control. Fuentes de la Consejería de Agricultura explicaron que es la primera vez que se saca a licitación la gestión de la práctica totalidad de las depuradoras conjuntamente. Con este nuevo sistema el Departamento espera abaratar los costes y conseguir una gestión más eficiente.

Antonio Luengo destacó que las plantas depuradoras existentes en la Región tratan 110 hectómetros cúbicos anuales y que el 95% de los va destinado a la agricultura. Añadió que el contrato permitirá «garantizar el control y seguimiento de unas infraestructuras fundamentales para el mantenimiento de los niveles de depuración y saneamiento».

Contempla la renovación del contrato de mantenimiento de las infraestructuras de: Mar Menor, Mazarrón-Puerto Lumbreras, Bajo Guadalentín, Campo de Cartagena, Molina de Segura-Alguazas, Vega Media, Levante, Alcantarilla-Río Mula, Vega alta y Altiplano.

El objetivo de esta inversión es «mejorar la sostenibilidad ambiental, fomentar el ahorro energético y la eficiencia en la gestión del ciclo integral del agua, que se suma a la investigación e innovación en los procesos para seguir siendo referentes internacionales en depuración y reutilización de aguas», dijo Luengo.

El contrato establecerá «nuevas exigencias para el control medioambiental para hacer frente a desafíos como la eliminación de microplásticos, la reducción de lodos, la eliminación de contaminantes emergentes o la mejora de los tratamientos ante episodios de lluvias torrenciales», apuntó.

La Región cuenta en la actualidad con 98 estaciones depuradoras y 56 bombeos que depuran 110 hectómetros cúbicos al año, lo que supone el 99 por ciento de las aguas residuales que se regeneran. La Consejería sostiene que los procesos de depuración que se llevan a cabo en la Región «están perfectamente medidos y controlados por personal cualificado, consiguiendo así que la calidad del agua tratada supere los parámetros estipulados en la Normativa Europea de Reutilización aprobada recientemente y que entrará en vigor en un plazo máximo de tres años».

Por otra parte, las depuradoras contarán con un plan de gestión de riesgos en las instalaciones con el fin de disminuir el tiempo de respuesta ante cualquier incidencia que pueda producirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook