17 de diciembre de 2020
17.12.2020
La Opinión de Murcia
Especial
ODS 11 / Comunidades y ciudades sostenibles

Hidrogea: El agua, eje del desarrollo de las ciudades del futuro

Hidrogea ofrece soluciones para que nuestras ciudades sean más resilientes y sostenibles de cara a estar más preparados para afrontar los retos que tenemos por delante

16.12.2020 | 21:59
Centro Dinapsis de Suez e Hidrogea ubicado en la Región.

Hidrogea lleva años trabajando para lograr que las ciudades en las que vivimos estén preparadas para lo que nos va a demandar el futuro. Bajo esa premisa, la empresa que se encarga de la distribución y el saneamiento del agua en los principales municipios de la Región, y de la mano de su empresa matriz, Suez, ha diseñado un ambicioso plan.

Siguiendo las directrices que establece la Agenda 2030 establecida por la ONU puso en marcha el ´REwater Global Plan´, que se centra en el desarrollo de manera directa de 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible, aunque de forma indirecta impacta en todos los ODS y contribuye a la mejora de las comunidades.

Un papel destacado ocupa el ODS 11: lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles, ya que «uno de los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad en los próximos años pasa por hacer sostenible el gran crecimiento que experimentaran los núcleos urbanos, en los que garantizar el abastecimiento de agua y el saneamiento a millones de personas será, sin duda, uno de los principales ejes para garantizar el correcto desarrollo social, económico y sanitario de las ciudades del futuro», explica Marcos Martín, director del centro Dinapsis de Suez e Hidrogea.

Los siguientes datos ofrecen una idea de las necesidades a las que tendremos que dar respuesta. La mitad de la humanidad, 3.500 millones de personas, vive hoy en día en las ciudades y se prevé que esta cifra aumentará a 5.000 millones para el año 2030, lo que supondría el 60% de la población. Aunque las ciudades ocupan solo el 3% de la tierra, representan entre el 60% y el 80% del consumo de energía, consumen el 60% de los recursos, generan el 60% del PIB y son responsables del 75% de las emisiones de CO2.

Hidrogea ofrece las máximas garantías durante la pandemia para brindar el mejor servicio de agua a sus clientes

Esta rápida urbanización está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residuales, el entorno de vida y la salud pública. «Conscientes de ello, desde Hidrogea se llevan realizando numerosas acciones para intentar adelantarse a estas demandas y dar la mejor solución posible a los cambios que se producirán en los próximos años, siempre basados en parámetros de sostenibilidad, eficiencia y justicia social», continúa explicando Martín.

En toda la Región son más de 30.000 las familias que se benefician cada año de las tarifas bonificadas. Hidrogea estableció medidas para garantizar la asequibilidad de un servicio básico como es el agua, que además es un Derecho Humano. Para conseguirlo, puso en marcha tarifas especiales para determinados colectivos como desempleados, jubilados, familias numerosas, y, además, dispone de fondos sociales para poder atender los casos de las personas que están en situación de vulnerabilidad.

El bienestar social también pasa por reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la economía circular. A la gestión eficiente que realiza Hidrogea en la distribución, cuyo rendimiento es de los más altos de España, hay que sumar una importante reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, así como el uso de energías verdes en sus procesos a partir del biogás, instalando plantas fotovoltaicas e incorporando vehículos eléctricos a la flota. Hidrogea completa estas acciones de reducción del impacto ambiental comprando energía verde con certificación de origen para cubrir la demanda adicional que requiere para el desarrollo de sus actividades. Es decir, el 100% de la energía que consume Hidrogea es de origen renovable.

Hidrogea convierte su depuradora de Cartagena en ejemplo nacional de preservación de la biodiversidad

Cabezo Beaza, ejemplo de sostenibilidad

Uno de los principales ejemplos de la gestión sostenible que realiza Hidrogea está en la depuradora de Cabezo Beaza, en Cartagena. Una planta que ha recibido numerosos premios nacionales por una gestión basada en la economía circular y la biodiversidad del entorno. Toda el agua que se recicla se devuelve al medio natural ya que se utiliza para riego de las cosechas y además existen numerosos proyectos para conservar en el entorno especies que están en peligro de extinción.

Al día a día de la gestión que realiza Hidrogea del ciclo integral del agua, se unió hace unos meses un nuevo proyecto que nació con el objetivo de adelantarse a las nuevas necesidades basadas en la digitalización, la colaboración público-privada y los efectos del cambio climático. De la mano de Suez e Hidrogea se puso en funcionamiento el centro Dinapsis Región de Murcia, que supone una auténtica revolución digital y que surge para dar respuesta a los retos de la gestión eficiente del agua mediante la innovación y a través de la digitalización de todo el proceso.

«Dinapsis es la red de centros tecnológicos de SUEZ España que surge como aliada frente a los retos medioambientales del siglo XXI. Comenzó a desplegarse hace ya más de 3 años, y actualmente llega a la Región de Murcia de la mano de Hidrogea», explica Marcos Martín. Dinapsis permite desarrollar, escalar y adaptar las soluciones digitales globales, a las necesidades específicas locales. Para ello, apuesta por un modelo de innovación abierta, e incorporan las últimas tecnologías disponibles que aceleren la trasformación ecológica y digital de los servicios.

«Hasta hace nada éramos reactivos a la hora de gestionar crisis y, sin embargo, Dinapsis nos va a permitir dejar de gestionar crisis para gestionar riesgos de una manera más proactiva y anticipada, minimizando su impacto y acelerando la recuperación», explica el director de este centro.

Los desgraciados incidentes del terremoto de Lorca, la DANA de 2019, y ahora la pandemia por la covid-19 han puesto a prueba la capacidad de resiliencia de los servicios, también los del ciclo urbano del agua, gracias a la cual ese suministro siempre ha estado garantizado, aunque para ello fuera necesario por ejemplo el confinamiento voluntario de personal de la potabilizadora de Contraparada para garantizar el funcionamiento de la instalación y el suministro de agua a los hogares. También la calidad del aire tiene un sitio destacado en Dinapsis, donde se ha apostado por la sensorización y la modelización matemática.

«Desde Dinapsis podremos ayudar a construir ciudades con mayor resiliencia, capaces de afrontar crisis tan dispares como las sequías, las lluvias torrenciales o ahora la pandemia, incrementando la capacidad de adaptación a los nuevos escenarios y minimizando los efectos negativos para lograr una rápida recuperación», concluye Marcos Martín.

Más sobre Hidrogea

Atención al cliente: 900 11 00 66

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook