02 de diciembre de 2020
02.12.2020
La Opinión de Murcia
ECONOMÍA

BBVA prevé la destrucción de 6.000 empleos en la Región entre 2020 y 2021

El servicio de estudios de la entidad aplaza a 2022 la vuelta a la situación anterior a la pandemia

02.12.2020 | 12:59
BBVA prevé la destrucción de 6.000 empleos en la Región entre 2020 y 2021

La crisis desencadenada por la pandemia provocará la pérdida de unos 6.000 empleos en la Región de Murcia entre 2020 y 2021, según las previsiones del BBVA. El informe Situación Murcia, que ha presentado hoy el economista jefe de BBVA Research, incluye a Murcia entre las comunidades autónomas que están mostrando una mayor resiliencia ante la recesión, aunque el sector de la hostelería se está viendo especialmente castigado por las medidas aplicadas para evitar contagios.

Miguel Cardoso prevé que la vuelta a situación anterior a la pandemia no llegará hasta finales de 2022, aunque apuntó que la recuperación dependerá en gran medida del éxito de la vacuna contra la covid y de que su generalización permita que la campaña turística del próximo año pueda desarrolle con normalidad.

El informe augura para 2020 una caída del PIB del 10%, mientras que para 2021 el repunte de la economía regional podría alcanzar el 6%.
No obstante, ante los efectos que han tenido las restricciones aplicadas en este último trimestre para contener la propagación del coronavirus, que en la Región ha supuesto el cierre total de la hostelería durante dos semanas, podría provocar una desaceleración más acusada en los últimos meses del año.

La construcción puede ser uno de los sectores más beneficiados por la recuperación. Cardoso explicó que en la primera ola de la pandemia se generó «una demanda embalsada», que con la desescalada permitió una vuelta a las cifras de compraventa de 2019. Este despegue se está viendo respaldado por la liquidez que existe en el mercado financiero y las expectativas de recuperación, aunque aún hay viviendas en venta que siguen sin encontrar salida.

El experto de BBVA destacó que a pesar de la elevada caída del PIB registrada desde marzo, el empleo no ha sufrido unas pérdidas tan acusadas como en la anterior crisis, gracias en gran medida al paraguas de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Augura la destrucción de unos 6.000 puestos de trabajo entre este año y el próximo, mientras que la tasa de paro subirá del 17,6% al 18,3%.
Sin embargo, apuntó que la crisis ha castigado a la Región menos que a otras comunidades autónomas, debido a la fuerte presencia de los sectores esenciales que continuaron trabajando durante los momentos críticos del primer estado de alarma y de la aplicación del teletrabajo.

Las zonas costeras serán las más perjudicada por la destrucción del empleo, con una caída de la afiliación del 2,4% en la Costa Cálida.
Entre enero y abril estas comarcas llegaron a registrar un descenso del 6,5% en las cifras de cotizantes. En el resto de municipios de la Región el impacto en la pérdida del empleo se redujo al 3,1%.


En el mes de octubre el área metropolitana de la ciudad de Murcia y el resto de municipios superaban el nivel de de afiliación previo a la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído