26 de noviembre de 2020
26.11.2020
La Opinión de Murcia
Crisis covid-19

El regreso de los bares a la Región de Murcia, un camino lleno de baches

La apertura de terrazas anima a los hosteleros, pero no contenta a todos, como a Cieza, que exigirá hoy en la calle que se permita abrir el interior

25.11.2020 | 22:14
Clientes en una terrazade la plaza Belluga deMurcia, ayer. Israel Sánchez

Los ayuntamientos no ven posible las exenciones en el IBI y el IAE.

Los hosteleros han acogido con alivio la decisión que ayer les permitió levantar la persiana de los bares y restaurantes en 29 municipios de la Región, aunque no van a poder recibir todas las ayudas que han solicitado ni pueden contar con el buen tiempo para llenar las terrazas, dado que a partir hoy se esperan fuertes lluvias e incluso hay peligro de DANA. El cierre perimetral también desanima a muchos locales de pedanías aisladas, como El Niño de Mula, porque no tienen expectativas de recibir clientes hasta que no se restablezca la movilidad. Las restricciones han llevado a los hosteleros de Cieza a salir hoy a la calle para exigir un aforo mínimo del 30% en el interior de los bares.

Mientras tanto, la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM), a la que había acudido la Croem para pedir exenciones en tributos como el IBI y el IAE, ha anunciado que los ayuntamientos no pueden hacer distinciones en estos dos impuestos cedidos por el Estado. En un comunicado, deja claro que son «tributos locales de obligado cumplimento por parte de los regidores, por lo que son de imposible exoneración». Tras las consultas jurídicas realizadas, la entidad que preside la alcaldesa de Bullas, María Dolores Muñoz, responde que el IBI y el IAE constituyen una fuente de ingresos incluida en la financiación local, que no permite las exenciones. Sin embargo, recomienda a los alcaldes que «adopten medidas en aquellos casos en los que su aplicación es potestativa del ayuntamiento, así como ayudas económicas directas que también se pueden plantear en momentos determinados, siendo estas las más eficaces».

Fuentes de la Federación de Municipios indicaron que muchos ayuntamientos están utilizando los remanentes disponibles tras la suspensión de la regla de gasto que imponía la Ley de Estabilidad para ofrecer ayudas a los hosteleros y a los comerciantes con mayores dificultades, pero «sin poner en peligro la sostenibilidad fiscal a medio plazo».

Además de las exenciones en el IBI y el IAE, el presidente de la Croem, José María Albarracín, había pedido a la Federación de Municipios exenciones en el impuesto municipal por la ocupación de terrazas en el primer semestre de 2021 e incluso planteó la posibilidad de ampliarlas a todo el año próximo, si la situación no mejora. La propuesta de la Croem recogía igualmente agilizar las licencias municipales, entre ellas las que permiten la adaptación de las discotecas para abrir como cafeterías. Albarracín también considera necesario ampliar las ayudas a los hoteles y a los alojamientos de los resorts, «que están cerrados a cal y canto».

Por otra parte, los hosteleros de Lorca y Cieza quieren que la Comunidad permita abrir el interior de los bares. Los empresarios ciezanos se manifestarán hoy a mediodía en la Esquina del Convento para exigir que se les permita al menos un aforo del 30%. También quieren que las ayudas de la Comunidad les lleguen de forma inmediata, porque todavía no han recibido ninguna compensación.

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Cieza, Joaquín Ramos, ha pedido el apoyo de los agricultores y de otros colectivos del municipio para que se sumen a la protesta. Recordó que «quien no pueda pagar los impuestos tampoco puede optar a las ayudas, pues es requisito indispensable estar libre de deudas con la Seguridad Social».

En Mula, algunos establecimientos, en cambio han decidido esperar algún día para abrir. Uno de los restaurantes de El Niño de Mula resaltaba que la opción de abrir la terraza en una zona apartada del pueblo y sin movilidad para la gente de fuera hace que cueste mucho trabajo abrir. Además, no todos los locales tienen adaptadas las terrazas y es un momento muy complicado para hacer una inversión de ese tipo.

La patronal de Lorca Hostelor cifra en algo más del 50% la apertura de las terrazas de bares y restaurantes en el municipio y asegura que el resto de los locales ha decidido retrasarla ante las malas previsiones meteorológicas para los próximos días. Su presidente, Jesús Abellaneda, cree que «si no es con actividad en el interior, con esta climatología no se va a hacer uso de la hostelería», informa EFE. Lorca propone abrir el interior de los locales al 40%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook