25 de noviembre de 2020
25.11.2020
La Opinión de Murcia
Educación

ANPE detecta un repunte de casos de ciberacoso de padres a docentes

Tras la suspensión de las clases se registraron agresiones verbales en redes sociales o en WhatsApp

24.11.2020 | 21:17
ANPE detecta un repunte de casos de ciberacoso de padres a docentes

La suspensión de las clases presenciales por la pandemia el curso pasado y el inicio de la formación online a todos los centros de la Región de Murcia no quitó trabajo al Defensor del Profesor del sindicato ANPE. Con el cambio de interacción directa en la clase y en los colegios a una formación escolar a través de las tecnologías, también cambió el escenario donde se producen los casos de acoso a los profesores. El sindicato ANPE detectó durante las clases telemáticas un repunte de situaciones de ciberacoso de padres a docentes a través de las redes sociales y en grupos de aplicaciones como WhatsApp. Casos como agresiones verbales detectados en estos escenarios virtuales han sido tratados por el Defensor del Profesor de ANPE, que ha llevado a cabo la intermediación para lograr una resolución del conflicto lo más certeramente posible.

En la mayoría de casos, señalan, estas situaciones se lograron atajar con conversaciones con los equipos directivos del centro donde trabaja el profesor afectado, que intervenía con los padres, y en otros pocos casos la situación se derivaba a los servicios jurídicos ante la gravedad de los comentarios proferidos por los padres. El sindicato presenta este miércoles su Informe del Defensor del Profesor del curso 2019/2020.

La Consejería de Educación detectó desde enero hasta septiembre de este año una decena de casos de amenazas, de las cuales solo una llegó a ser presentada una como denuncia en el juzgado. «Cuando surge una situación de este tipo, el servicio de riesgos laborales, que es el que interviene, ofrece asesoramiento psicológico o jurídico a los profesores».

El sindicato señala que en las últimas semanas han atendido quejas y consultas sobre la recuperación de las tres o dos jornadas lectivas perdidas al inicio del curso, así como dudas de los profesores de Religión sobre qué va a ocurrir con ellos tras la aprobación en el Congreso de la LOMLOE o sobre los nuevos criterios de promoción y titulación de la ley Celaá, que consideran que rebajan los mínimos exigibles para que el alumno pase de curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook