22 de noviembre de 2020
22.11.2020
La Opinión de Murcia
Covid

Los bares de la costa reabren con las terrazas al completo

Los locales de Águilas y Cabo de Palos se han llenado al 100% - Los hosteleros vuelven con ilusión, pero con miedo, y aseguran que van hacer de "guardias" para que los clientes cumplan con las normas

21.11.2020 | 23:02

 

La costa cartagenera y aguileña estaba deseosa de que abrieran los bares y restaurantes. Así lo han demostrado las terrazas llenas, las reservas al completo de los restaurantes este fin de semana y las caras de alegría tanto de los clientes como de los hosteleros. Las terrazas en Águilas tienen un aforo del 100% y en Cartagena del 75%.

La hostelería en Águilas y Cabo de Palos ha conseguido llenar sus terrazas al 100% de ocupación, puesto que los distintos restaurantes que ha visitado esta Redacción tienen completa la reservas para el fin de semana. En cambio, en la ciudad portuaria sí que se podían ver mesas libres. De hecho, había más aglomeraciones de gente paseando por la calle Mayor que en las terrazas.

En Cartagena los hosteleros acogen la reapertura con alegría, pero con más miedo y el doble de precauciones, ya que no quieren que vuelvan a cerrar sus establecimientos por la Covid-19. «Me va a tocar ser el guardia y estar todo el rato avisando de que no se quiten la mascarilla hasta que no le demos el servicio», explica Luisa García, del bar La Glorieta. «Hemos limitado al 50% el aforo de nuestras mesas en la terraza para extremar precauciones», dice el dueño del local, Agustín García.

Por otro lado, en las terrazas de Cabo de Palos no había ni una mesa libre. «Lo que le da vida a Cabo de Palos son los bares. Si los cierran nos convierten en un pueblo fantasma», piensa Josi García, vecina de Cabo de Palos que tomaba el aperitivo en la Taberna del Puerto en el paseo marítimo de Cabo de Palos. «Aunque he perdido 12 mesas y he tenido que establecer turnos para que la gente no se aglomere, estoy contento de volver», cuenta Dani Pérez, dueño del local, que asegura que «el aperitivo ha sido fuerte» ya que han ocupado todas las mesas.

Lo mismo sucede en Águilas. «Hay que darle las gracias a la clientela por volver. Tenemos completo todo el fin de semana», comentaba Luis, camarero del Restaurante La Veleta. Al igual que otros muchos restaurantes como El Oriente o El Tiburón.

Esta reapertura trae consigo el rescate de muchos empleados del ERTE. Aunque muchos locales aseguran que no han podido reincorporar a toda la plantilla al solo poder ocupar sus terrazas. Es el caso de La Tartana de Cartagena: «Solo he podido sacar a un 80% de los trabajadores del ERTE. Solo gano un tercio de lo que solía ganar en caja», afirma el dueño David Acosta.

En Águilas «muchísima gente se ha quedado en el ERTE porque no todos podemos seguir trabajando como queríamos», ha manifestado Vicente Sánchez, presidente de Hosteaguilas, que pone como ejemplo a «los establecimientos que no tiene terrazas. Los restaurantes y bares que no funcionen, ¿qué hacen? Son dudas que tenemos los hosteleros».

Por su parte, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, mostró ayer su comprensión por el «desasosiego» de los hosteleros de la Región que no han podido abrir este sábado, pero ha abogado por realizar una «desescalada lenta» de las restricciones para poder celebrar la próxima Navidad «en familia».

Sin embargo, les ha recordado a los hosteleros que los expertos sanitarios «nos dicen que es estrictamente necesario cumplir los criterios si no queremos que la situación se vuelva a descontrolar, los contagios se vuelvan a disparar, las unidades de cuidados intensivos se vuelvan a colapsar y si queremos estar con los nuestros esta Navidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook