17 de noviembre de 2020
17.11.2020
La Opinión de Murcia
Patrimonio

Críticas a una empresa murciana por la restauración de un yacimiento en Galicia

Vecinos y arqueólogos se posicionan en contra de las obras que realiza la firma Patrimonio Inteligente en un antiguo poblado romano en Pontevedra

16.11.2020 | 20:42

Las obras de restauración de un yacimiento galaico-romano en un poblado del municipio de Silleda, en Pontevedra, han suscitado fuertes críticas entre arqueólogos y vecinos de la zona. En virtud de un convenio suscrito con la Diputación de Pontevedra en 2015, el Ministerio de Fomento adjudicó en mayo a la empresa murciana Patrimonio Inteligente SL la primera fase del proyecto de Restauración y Musealización de los Yacimientos Galaico-Romanos de Pontevedra por casi 520.000 euros, que contempla actuaciones en el pueblo de Toiriz y en los poblados de Alcobre (Vilagarcía) y A Subidá (Marín). La obra consiste en la dotación de paneles informativos, la mejora del sendero que lleva a la corona y la instalación de bancos circulares recreando la estructura del poblado, una reconstrucción basada una prospección de georradar, cuyos resultados son «más que cuestionables», a juicio de técnicos consultados.

«Esto no es una puesta en valor del patrimonio, es una obra para el supuesto lucimiento del arquitecto que la diseñó. Lo fundamental aquí es la obra, que no tiene ningún sentido, en vez del yacimiento», explica un veterano arqueólogo sobre los trabajos que la firma murciana, dedicada a los trabajos de recuperación del patrimonio cultural y que cuenta con varias sedes en Murcia, Lorca y Puerto Lumbreras, está realizando en esta provincia gallega.

Hormigón y acero corten o anticorrosivo son los principales materiales de la actuación en marcha, por ejemplo, para los postes que sujetarán unos carteles informativos «de 30 centímetros de ancho, un tamaño ridículo», dice un arqueólogo conocedor del proyecto. «Pero prima la forma, el diseño arquitectónico, antes que el contenido del yacimiento», lamenta. A su juicio, lo que debería hacerse para minimizar los daños es «modificar el proyecto y reducir el número de elementos a colocar, levantando los dados de cimentación para ponerlos en superficie». Desenterrar el antiguo poblado sería «una decisión nefasta», porque las excavaciones «son para investigar, no para poner unos muros a la vista», advierte.

Desde la empresa murciana Patrimonio Inteligente SL no quisieron entrar a valorar las críticas recibidas tanto por arqueólogos como por vecinos y formaciones políticas sobre su trabajo en el yacimiento galaico-romano de Toiriz, pero sí dejan claro que se está cumpliendo con lo estipulado en el contrato que les adjudicó en mayo el Ministerio de Fomento con respecto a la fase uno del proyecto de Restauración y Musealización de los Yacimientos Galaico-Romanos de Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook