16 de noviembre de 2020
16.11.2020
La Opinión de Murcia
Crisis covid-19

La Arrixaca activaría una nueva fase si se doblan los ingresos covid

El director de Enfermería asegura que están preparados para cualquier escenario con un plan que elevaría a 120 las camas UCI

15.11.2020 | 20:28
Unidad de Cuidados Intensivos en La Arrixaca.

El director de Enfermería de La Arrixaca, Javier Iniesta, ha asegurado que sólo se plantearía activar una nueva fase del Plan de Contingencia activado por la Comunidad si el número de ingresos se doblara, «estamos actualmente entre 400 y 500 ingresos, si nos fuéramos a 800, deberíamos empezar a pensarlo. Hace un mes teníamos 42 pacientes covid ingresados en las UCI, ahora tenemos alrededor de 100, pero por muy mal que estén en el Reina Sofía y el Morales Meseguer, con todos mis respetos, la capacidad, el aguante y el soporte lo tiene la UCI de La Arrixaca».

Según Iniesta, «la situación está controlada; tenemos planes y estamos siguiendo nuestra hoja de ruta. En el caso de esta UCI, que es la de referencia en la Región, tenemos un plan de contingencia que puede llegar a albergar 120 camas. La actual tiene 40, de las cuales sólo 16 están ocupadas por pacientes de covid (a fecha de ayer). El resto se ocupan de neurocirugía, cirugía cardiovascular, o trasplantes».

El director de Enfermería ha explicado que están preparados para el peor escenario «con un circuito: UCI, REA II, REA I, Quirófano, en ese orden, para ir abriendo plazas UCI cualificadas en el caso de que sea necesario. En ese sentido estamos tranquilos y hay capacidad ya que contamos con el personal de la UCI, y el que puede unirse de Reanimación, (altamente cualificado), y de de Quirófano, si bajamos la actividad quirúrgica».

Sobre el testimonio de un TCAE que denunció a través de La Opinión que las ratios se han disparado y que ha habido momentos en los que tuvo adjudicados a siete pacientes, Javier Iniesta lo negó de manera rotunda, «sólo ha habido un día en el que esto ha ocurrido, de manera puntual, a causa de una cuarentena. Lo que no podemos hacer es generalizar sober las ratios así por una circunstancia concreta. Es más, en este hecho, los auxiliares de la REA II, que está pegada a la UCI, apoyaron. Aunque son departamentos estancos, hay una solución de continuidad y de apoyo entre ambas unidades».

Iniesta reconoce que la carga de trabajo es «dura, porque estamos hablando de un proceso muy complejo, con cambio continuos de EPI, con tensión, pero todos los enfermeros, auxiliares, médicos, tienen recursos de protección».

La seguridad es tan alta, que cuando hay un positivo covid de UCI en un paciente de trasplante, si el personal que lo ha atendido porta la mascarilla FFP2 y encima la quirúrgica, no tiene que guardar cuarentena, «no podemos darles todos los días libres que queremos, pero sí hemos reforzado el servicio; hablamos de que en cada turno trabajan más de 30 enfermeros», ha señalado el director.

Sobre el déficit de profesionales debidamente formados que han denunciado sindicatos y colegios oficiales de médicos y de enfermería, Iniesta aseguró que «en enfermería, nuestro problema no ha sido la formación continúa del personal. Tenemos un departamento, la Unidad de Docencia, Investigación y Calidad asistencial que realiza talleres cortos para preparar a todo el personal que viene, porque la UCI es un sitio muy delicado».

«No me cansaré de reconocer la gratitud y el agradecimiento a todos, en nombre de la dirección de La Arrixaca por su enorme esfuerzo a enfermeros, auxiliares, celadores y a los médicos», sostiene Javier Iniesta que asegura que se está trabajando mucho, «en unas condiciones complicadas no por falta de recursos, sino por la tensión que origina una enfermedad como ésta tan desconocida». Incide en que los meses se acumulan y con ellos la tensión, «por eso tenemos un plan de comunicación mediante el cual estar continuamente ofreciendo información y apoyo a nuestros profesionales».

Tras la covid: "Como si me hubiera pasado el Talgo a Madrid"

El máximo responsable de Enfermería en La Arrixaca tuvo que ingresar siete días en su propio hospital a causa de una neumonía con covid, «me golpeó con fuerza, de la noche a la mañana. Empecé con fiebre, me hice la prueba y a los dos días apareció la neumonía». Según ha explicado, el tratamiento antiviral, los antibióticos y los corticoides «han ido bien; estoy en casa con un poquito de oxígeno por la noche. Y tengo anticuerpos; la serología ha sido positiva, ya no contagio, y estoy curado técnicamente, tengo defensas, pero me he quedado como si me hubiera pasado por encima el Talgo a Madrid».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook