15 de noviembre de 2020
15.11.2020
La Opinión de Murcia
Internacional

La pandemia, vista por murcianos confinados en diferentes países del mundo

No todos los países están afrontando de la misma manera esta pandemia. LA OPINIÓN charla con varios murcianos, residentes en países como Brasil, Alemania y Estados Unidos, entre otros

14.11.2020 | 16:25
Una anciana en su balcón durante el confinamiento general.

Los murcianos por el mundo no están sufriendo las restricciones puestas por el Gobierno de López Miras, aunque sí las suyas propias. En Inglaterra, por ejemplo, la hostelería también agoniza. En algunos supermercados de Alemania ya hay compras masivas de productos de primera necesidad, por si acaso. Nueve murcianos residentes fuera de su tierra explican cómo viven ellos la segunda ola de coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia, todos hemos sido testigos de que la vida como la conocíamos antes ha ido cambiando en lo que se refiere a la forma de relacionarnos con la gente o la de tomarnos un leve resfriado.

Aún queda bastante tiempo por delante para que volvamos a la normalidad y diferentes actividades como la hostelería o el ocio nocturno se retomen.

En la Región de Murcia en particular, y en España en general, hay vigentes una serie de restricciones, con el fin de ir frenando los contagios de coronavirus. Estas medidas no las van a poner en práctica todos los murcianos, al menos no los que viven en el extranjero. En su caso, se ven con otras limitaciones, a las cuales se añade la realidad de que están lejos de su tierra natal.

No todos los países están afrontando de la misma manera esta pandemia. LA OPINIÓN charla con varios murcianos, residentes en países como Brasil, Alemania y Estados Unidos, entre otros. En algunos sitios ya empieza a haber de nuevo escasez de papel higiénico en los supermercados, relatan. Esta es la historia de cómo se afronta la covid en otros lugares.


FRANCISCO JAVIER MADRID
"La hostelería se ha visto muy resentida en Reino Unido por el coronavirus"

Desde hace bastantes años este cartagenero que trabaja en el sector de la hostelería y que vive en Inglaterra junto a su mujer sus tres hijas intenta 'combatir' al virus, al menos de forma emocional, con algo tan vital como tener la familia cerca. «Al igual que en España, la hostelería se ha visto muy resentida en Reino Unido», manifiesta este trabajador.

Al igual que en la Región de Murcia, donde en estos momentos los bares están cerrado, la hostelería británica ha sufrido un golpe económico muy fuerte debido a las restricciones que han llevado a reducir el aforo o cerrar establecimientos, hecho que Francisco está viviendo muy de cerca.

Este hombre, apasionado de las motos confiesa que echa de menos su tierra, aunque ve difícil que en un corto plazo pueda a volver a Cartagena: pretende permanecer aún en UK.

YOLANDA MARTÍNEZ
"El confinamiento me dio la idea de crear una tienda de productos españoles"

Yolanda vive con su marido y sus dos hijas en Nueva York desde hace más de siete años, intentando volver a la rutina normal. Esta murciana del Barrio del Progreso decidió, en su momento, intentar conseguir su 'sueño americano' y hace poco ha montado una negocio en Internet. «El confinamiento me han hecho despertar nuevas ideas, como la de crear una tienda online de productos españoles», comenta la mujer.

El coronavirus hizo que desde el 13 de marzo cerraron el colegio donde lleva a su hija, hasta el 9 de septiembre que volvió a permitirse la presencialidad.

Los neoyorkinos son bastantes conscientes del proceso vírico que estamos viviendo, respetando siempre las recomendaciones sanitarias vigentes, algo que puede observar en el aforo de los vagones a la hora de tomar el tren para llevar a su hija al colegio.

SANTIAGO MÁS MULERO
"Que la Virgen de la Caridad nos cuide a todos y tengamos cabeza"

Este cartagenero de pura cepa vive al sureste de Brasil tiene muchas ganas de volver a España para comerse un buen plato de jamón ibérico, aunque en estos momentos es consciente que con motivo la restricciones vigentes es mejor esperar. Muchos kilómetros y un océano le separan de su tierra natal.

Muy cerca de la frontera con Paraguay, Santiago vive en el país de la samba luchando con la pandemia, llevando siempre la bandera de Cartagena por delante y se encuentra triste por no poder ver a su familia.

Cada día pide desde este punto del planeta «que la Virgen de la Caridad (patrona de Cartagena) nos cuide» para salir victorioso en la lucha contra «este virus que asola el mundo», sin olvidarse de que «es importante que tengamos un poco de cabeza y respetemos las normas sanitarias» que han trastocado la vida de todo el mundo.

AGUSTÍN CARRASCO
"El virus se lleva con calma, las decisiones tomadas inspiran confianza"

No todos los murcianos afincados en el país germano ven las cosas del mismo modo. Desde hace siete años Agustín trabaja como ingeniero en el área de tecnología de un banco en Alemania. Este murciano comenta que los alemanes confían en las decisiones que se están tomando para combatir el virus, algo que inspira bastante confianza en los ciudadanos.

Por suerte, por el momento, valora que puede seguir practicando deportes como salir a correr o hacer alguna ruta en bicicleta, pero otra de sus aficiones como es la de disfrutar de una buena cita gastronómica, las tiene que hacer en casa ya que recientemente en los dominios de Merkel han cerrado bares y restaurantes como ha ocurrido en la Región de Murcia.

Para contrarrestar este cierre hostelero el gobierno tiene previsto hacer frente al 75% de las pérdidas económicas.

ISAAC RODRÍGUEZ
"En Praga tenemos calles fantasmas, la cifra de muertos se ha disparado"

Este escritor cartagenero que vive en Praga desde hace unos años, se encuentra en un confinamiento casi total, algo que se puede observar en la situación que se encuentra la plaza central que cada año alberga el mercado navideño y que a día de hoy no se ve ni un alma.

El hombre posa para LA OPINIÓN delante del Reloj Astronómico, que no está rodeado de turistas que le hacen fotos, como venía siendo habitual. «A día de hoy en Praga tenemos calles fantasmas, de hecho la cifra de víctimas mortales se ha disparado», explica. Actualmente el número de casos de víctimas mortales por coronavirus se han disparado hasta el punto de multiplicarse por diez respecto a los de la primera ola. El confinamiento le ha permitido pensar en nuevas ideas literarias para escribir, algo que compagina con otras aficiones como dibujar y hacer senderismo.

JAVIER VERA
"Europa es un espejo de lo que puede pasar en Argentina muy pronto"

En Buenos Aires vive Javier, un cartagenero de 47 años que trabaja desde hace muchos años como masajista a domicilio.

La situación en Argentina se ha ido suavizando hasta el punto de levantar la cuarentena que impedía hacer todo tipo de actividades.

El cierre de establecimientos ha sido un golpe para la economía, algo que parece que se va a suavizar con la llegada del buen tiempo, ya que va a permitir reactivarse algunas actividades que tuvieron que echar el cierre.

Desde el 20 de marzo se suspendieron todas las clases presenciales en los centros educativos, algo que parece que parece que a volver a la normalidad pronto.

Según comenta Javier, aunque el pico de contagios e estos momentos es muy bajo, hay que ser responsable y estar pendiente con lo que ocurre en Europa.

MARTA NIETO
"Llegué a EE UU en febrero y al mes los casos empezaron a aumentar"

A esta granadina de nacimiento y murciana de adopción, le pilló el coronavirus en tierras americanas, ya que lleva desde febrero realizando su investigación posdoctoral en Estados Unidos. «Llegué en febrero a Estados Unidos y un mes después empezaron a aumentar los casos de covid», manifiesta.

No ha tenido tiempo de sociabilizar mucho con otras personas ni crear un grupo de amigos debido a la situación evidente, más aún con el repunte de la cifra de contagios y el número de muertos que se viene dando en los Estados Unidos.

Por suerte está aprovechando para poder disfrutar de sus aficiones como el senderismo, pintar o cocinar postres, algo que le hace descansar la mente de los estudios. Marta espera poder volver a España el verano que viene una vez que termine su trabajo de investigación y reunirse así con su familia.

LUIS MANUEL FUSTER
"En Costa Rica estoy tranquilo y espero poder ver pronto a mi familia"

Luis compagina sus aficiones como el cine o leer con su trabajo al otro lado del charco, concretamente en Costa Rica, como gerente de auditoría y consultoría de una empresa donde actualmente ha visto como se ha incrementado el teletrabajo.

Sin duda Luis es una persona que se le caracteriza por su buen humor y la simpatía con la que se toma las cosas, algo que ayuda en estos tiempos de tristeza y malas noticias.

La vorágine del día a día no le hace pensar mucho en el coronavirus y estima que es muy importante que para combatir este y otro tipo de virus, debemos de tener una cultura sanitaria que muchas veces se pasa por alto.

Echa de menos a su familia y espera volver pronto de visita a España para poder darle un fuerte abrazo a sus padres. «Estoy tranquilo y espero poder ver pronto a mi familia», comenta.

RAFAEL WEGNER
"En Alemania vuelven a escasear productos como el papel higiénico y el pan"

Este torreño que vive en la zona de la Selva Negra (Alemania) comenta que observa que no hay bastante conciencia por el coronavirus, ya que la gente se está relajando, algo que puede aumentar el número de casos en esta segunda ola.

Manifiesta que lo lleva lo mejor posible intentando compaginar su trabajo con aficiones como la lectura, el cine y los videojuegos, además de sacando tiempo para practicar algo de deporte, en especial el tenis.

Parece que todo apunta a que habrá un nuevo confinamiento domiciliario en su país adoptivo, en el caso de que los contagios sigan así, por lo que, según explica el español, «comienzan a a escasear en los supermercados productos básicos como el papel higiénico, huevos o pan». Los alemanes están comprando masivamente, por si se ven obligados a 'encerrarse' de nuevo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook