15 de noviembre de 2020
15.11.2020
La Opinión de Murcia
Salud

Las enfermeras de la Región exigen un plus de peligrosidad por su batalla contra la covid

El Colegio de la Región reclama 2.000 euros netos para el personal fijo debido a la labor que han realizado "en condiciones de penosidad, toxicidad y peligrosidad" por el coronavirus

14.11.2020 | 20:50
Las enfermeras de la Región exigen un plus de peligrosidad por su batalla contra la covid

Coemur: "Han trabajado en muchas ocasiones sin EPI y la crisis sanitaria les ha generado un elevado nivel de estrés".

Las enfermeras murcianas exigen ser compensadas con un plus de peligrosidad por ser uno de los colectivos que se enfrentan de forma más peligrosa contra el coronavirus. El Colegio Oficial de Enfermería de la Región de Murcia (Coemur) se ha unido a la petición realizada por otros colegios de distintas comunidades debido a que sus profesionales sanitarios están llevando a cabo «una labor ingente, heroica y valiente» en su lucha contra la pandemia y «justifica la citada petición» indicando que los enfermeros que actúan en el sistema sanitario público y privado murciano lo hacen «en condiciones de penosidad, toxicidad y peligrosidad» al enfrentarse a la covid-19 y sus consecuencias.

Coemur reclama que, al menos en referencia a los meses comprendidos entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2020, los profesionales sanitarios que son personal fijo -estatutario, funcionario o laboral- «deberán percibir una cantidad mensual adicional equivalente al complemento de destino que tengan asignado por su categoría profesional», y que, en el caso de las enfermeras, supone «un total de más de 2.000 euros, cantidad que el Colegio exige que sea neta y libre de impuestos».

También reivindican ocho días de descanso adicional por cada uno de los cuatro meses referenciados (marzo-junio) que el profesional podrá disfrutar hasta el 30 de marzo de 2021, es decir, «un total de 32 días de permiso y que tendrán la consideración de jornada efectivamente trabajada y retribuida». Además, piden recibir una puntuación doble por cada mes trabajado en el periodo mencionado, en concursos de traslados y movilidad interna».

Esta actuación profesional «ejemplar» que realizan supone «un riesgo para su salud e integridad física y moral, actuando en muchas ocasiones sin los equipos de protección individual que son obligatorios», afirma Coemur. Además, les está generando un «elevado nivel de estrés» por la «falta de descanso, turnos doblados, presentación al trabajo sin un test de contraste a pesar de tener síntomas o ser pacientes de riesgo».

Profesionales a la fuga

Por otra parte, Coemur ha alertado que se ha constatado una ´fuga´ de enfermeras de la Región a otras comunidades «donde encuentran mejores condiciones laborales». Así, denuncian que el pasado mes de septiembre se alcanzó «el pico más alto de este éxodo», «con una media de una enfermera colegiada al día que ha solicitado el traslado de su expediente para trabajar en otros puntos del país».

Según los datos de Coemur, casi un centenar de estos profesionales sanitarios murcianos se han marchado a otras comunidades y países «en busca de empleo estable y con unas condiciones laborales y salariales dignas». Ante estos hechos, el Colegio exige «contrataciones adecuadas, ágiles, estables y mejor retribuidas».

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha comenzado a instalar estos días carteles en vallas y mobiliario urbano de distintas ciudades españolas para informar y sensibilizar al conjunto de la ciudadanía sobre «la urgente necesidad» de contar en todos los centros educativos con profesional de enfermería «que atienda y proteja a los niños, niñas y jóvenes, especialmente en los actuales momentos de crisis sanitaria por la covid-19».

La distribución de este material, dentro de la campaña ´Su salud, tu tranquilidad´, es una más de las acciones informativas y de sensibilización social puestas en marcha dentro de la campaña iniciada por la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, integrada por el Sindicato de Enfermería, Satse; el Foro Español de Pacientes, (FEP), y el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública (Anpe), para lograr la implantación de la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos del país.

El material informativo instalado en las calles y plazas de distintas comunidades autónomas pretende ser una llamada de atención sobre los beneficios que conlleva contar con una enfermera en los centros educativos a la hora de poder ofrecer atención sanitaria y cuidados a los niños jóvenes que lo necesitan de manera puntual (accidente, caída, indisposición...) o aquel que padece alguna enfermedad crónica, como la diabetes, asma, epilepsia, etc.

De igual manera, pueden desarrollar en los colegios e institutos una labor formativa e informativa fundamental a la hora de promover hábitos de vida saludables que eviten enfermedades a corto, medio y largo plazo.

Satse pide en las calles que estos sanitarios lleguen a los centros escolares

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha comenzado a instalar estos días carteles en vallas y mobiliario urbano de distintas ciudades españolas para informar y sensibilizar al conjunto de la ciudadanía sobre «la urgente necesidad» de contar en todos los centros educativos con profesional de enfermería «que atienda y proteja a los niños, niñas y jóvenes, especialmente en los actuales momentos de crisis sanitaria por la covid-19».

La distribución de este material, dentro de la campaña 'Su salud, tu tranquilidad', es una más de las acciones informativas y de sensibilización social puestas en marcha dentro de la campaña iniciada por la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, integrada por el Sindicato de Enfermería, Satse; el Foro Español de Pacientes, (FEP), y el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública (Anpe), para lograr la implantación de la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos del país.

El material informativo instalado en las calles y plazas de distintas comunidades autónomas pretende ser una llamada de atención sobre los beneficios que conlleva contar con una enfermera en los centros educativos a la hora de poder ofrecer atención sanitaria y cuidados a los niños jóvenes que lo necesitan de manera puntual (accidente, caída, indisposición...) o aquel que padece alguna enfermedad crónica, como la diabetes, asma, epilepsia, etc.

De igual manera, pueden desarrollar en los colegios e institutos una labor formativa e informativa fundamental a la hora de promover hábitos de vida saludables que eviten enfermedades a corto, medio y largo plazo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook