14 de noviembre de 2020
14.11.2020
La Opinión de Murcia
ODS 7 - Energía asequible y no contaminante

"Toda la energía que consumimos en Hidrogea es verde"

Hidrogea ha reducido las emisiones de CO2 derivadas de su consumo eléctrico en un 99,7

14.11.2020 | 04:00
"Toda la energía que consumimos en Hidrogea es verde"

Hidrogea, la empresa que gestiona el ciclo integral del agua para un millón de habitantes en la Región de Murcia, lleva muchos años articulando su modelo de negocio sobre el Desarrollo Sostenible con el fin de convertir a la empresa, y por ende, a la Región de Murcia en un referente de eficiencia, sostenibilidad y cuidado por el medio ambiente y la biodiversidad.

Gracias a su pertenencia al Grupo Suez, Hidrogea dispone de un campo de actuación que le permite desarrollar productos y servicios innovadores que contribuyen a conseguir sus objetivos, totalmente alineados con la Agenda 2030 de la ONU y con sus ODS. Prueba de ello es su plan estratégico, denominado Rewater Global Plan (2017-2021) que detalla unos objetivos concretos y muy ambiciosos para luchar contra el cambio climático y contribuir a la calidad de vida de las personas.

Según Gustavo Calero, director de Desarrollo Sostenible de Hidrogea «estos objetivos son fruto de un amplio consenso entre las diferentes áreas de la compañía y constituyen la hoja de ruta que nos permite avanzar dando respuesta a nuestra responsabilidad ambiental, social y económica como empresa».

En 2017, Hidrogea se comprometió a reducir en 5 años un 90% de sus emisiones en CO2 derivadas de su consumo eléctrico. Han pasado 4 años y no sólo ha alcanzado la cifra propuesta, sino que ha llegado al 99,7% de reducción. Calero cuenta que «para lograr este objetivo, la empresa ha desarrollado diferentes iniciativas relacionadas tanto con la compra como con la producción de energía verde». Hidrogea generó, durante 2019, más de 10 millones de kWh de electricidad verde, mediante diferentes sistemas: cogenerando el biogás producido en sus plantas depuradoras; a través de placas fotovoltaicas colocadas en las cubiertas de muchos de sus depósitos de agua; e instalando pequeñas turbinas en el interior de las conducciones, que transforman la velocidad y la presión del agua en energía. Según Calero, «además, toda la energía, que no podemos producir por nosotros mismos, y necesitamos comprar, posee certificado de garantía de origen 100% renovable».

Desde hace años, Hidrogea controla y reduce sus consumos eléctricos gracias a la implantación de un Sistema de Gestión de la Energía, según la norma ISO 50.001. Las auditorías energéticas que realizan periódicamente les ayudan a conocer los consumos eléctricos de sus procesos y hacerlos, cada vez, más eficientes. La empresa también apuesta por la movilidad sostenible. Además de fomentar el uso de la bicicleta entre sus empleados, cuenta con una nutrida flota de vehículos eléctricos e híbridos, disponiendo incluso de algunos propulsados mediante el biometano generado en la propia depuradora.

La Economía Circular es otra de las apuestas de Hidrogea en la gestión de sus instalaciones. Las depuradoras son un claro ejemplo del cambio de paradigma propuesto. Superado el típico modelo lineal de gestión, en el que para depurar el agua se compra energía eléctrica, los residuos extraídos en el proceso se envían a un vertedero y el agua tratada se vierte a un cauce público, Hidrogea y el Grupo Suez promueven un modelo de gestión circular para transformar sus principales plantas de tratamiento en Biofactorías, o centros de recuperación de recursos, que buscan reducir al máximo su impacto ambiental, autogenerando gran parte de la energía y calor que necesitan y reutilizando el 100% del agua depurada.

Ejemplo de ello es la Biofactoría situada en Cabezo Beaza, en Cartagena. Su sistema de reutilización está enfocado al 100% a uso agrícola, contribuyendo a paliar los efectos de la sequía en el Campo de Cartagena. Sus instalaciones tratan unos 7.320.000 m3/año, lo que equivale a abastecer de agua de riego a 4.300 hectáreas de cultivo. Además, sus lagunas dan cobijo a miles de especies de aves, algunas de ellas clasificadas como 'especie en peligro de extinción' y que allí han tenido un considerable éxito de reproducción, como en el caso de un delicado tipo de pato denominado 'Malvasía Cabeciblanca'.

Las empresas juegan un papel muy importante en la transición ecológica y en el desarrollo social de las ciudades. La colaboración público-privada es esencial para fomentar sinergias. Por ello, Hidrogea propone pactos sociales para colaborar en la revitalización económica y social de los municipios en los que opera, a través de tres palancas principales: solidaridad, generación de empleo y reconstrucción verde.

Por otro lado, no podemos olvidar que el cumplimiento de un gran número de ODS pasa por fomentar la educación, la concienciación y la sensibilización ambiental tanto en niños como en adultos. En este sentido, durante 2020 Hidrogea impactó en 12.000 personas gracias a sus campañas y acciones por la formación y la divulgación.

Según Gustavo Calero, director de Desarrollo Sostenible de Hidrogea, «estamos en un momento crítico para el futuro del planeta. No hay Plan B. Por ello, no cabe la posibilidad de dar marcha atrás hacia modelos lineales e insostenibles. La apuesta por el desarrollo sostenible en general, y por la Economía Circular, las energías verdes y la innovación en particular, ya no es algo opcional para las organizaciones ni los países: es una obligación».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook