12 de noviembre de 2020
12.11.2020
La Opinión de Murcia
Crisis

Desesperación, lágrimas y rabia en la reunión de hosteleros: "Nos han dado las migajas"

El presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, se reunió con los hosteleros tras alcanzar un principio de acuerdo con el Gobierno regional y la Croem para sacar adelante un plan de rescate económico

12.11.2020 | 04:00
Los bares de la plaza Cardenal Belluga, cerrados tras el cese de actividad de la hostelería.

«He tomado la decisión más dura de mi vida». La frase, pronunciada por Jesús Jiménez, presidente de Hostemur, durante una reunión telemática que mantuvo el pasado viernes con los asociados de la patronal hostelera, refleja la tensión y presión que se produjo en los días previos al cierre de los bares y restaurantes como medida para evitar la propagación del coronavirus en la Región de Murcia. «Tomo la decisión muy contento y orgulloso de salvar a los máximos (negocios) posibles y enojado y cabreado porque no puedo demostrar el cabreo que siento por la criminalización que se ha hecho del sector hostelero».

Jiménez llegaba a la reunión con los hosteleros tras alcanzar un principio de acuerdo con el Gobierno regional y la Croem para sacar adelante un plan de rescate económico para la hostelería que suponen de momento 15 millones de euros para el sector que se empezarían a cobrar a partir de diciembre, y otros 15 millones de cara al primer trimestre del próximo año.

«Es el mejor acuerdo que hemos podido sacar tanto para el sector de la restauración, hosteleros y locales de ocio», explica a los asociados. Jiménez se enfrentaba a la situación de tener que explicar a los 4.000 asociados de Hostemur por qué tomó la decisión de aprobar ese acuerdo con el Gobierno regional.

La tensión es tal que, tras detallar las ayudas concretas que habría para los negocios, Jiménez se rompe y no puede contener las lágrimas, cogiendo el relevo Laura Mateo, secretaria general de Hostemur. Mateo señaló a los asistentes a la videollamada que «no hay dinero suficiente para mantener un sector cerrado, es lo primero que le hemos trasladado a la administración», y añade que aceptar este acuerdo no significa que no sigan mostrando su descontento por el cierre al Gobierno regional ni seguir reclamando más ayudas.

El presidente de Hostemur reconoce que muchos se van a «sentir defraudados pero creo desde el corazón que hago lo justo y necesario para que al sector de la hostelería no se le pueda criminalizar». Sobre las ayudas, ambos dirigentes son claros: «No consideramos que sea un buen acuerdo. Es una minucia económica lo que nos dan, pero sabemos que no hay más».

La definición más empleada tanto por asociados como por la dirección de Hostemur sobre las ayudas deja claro el sentir común del sector: «Nos han dado migajas».

«Me da la sensación de que la administración hace esto para frenar las posibles reivindicaciones que haya desde el sector y para tenerlos contentos momentaneamente», señalaba un hostelero, «No quiero que el presidente y los consejeros salgan en la foto diciendo que han ayudado al sector cuando sabemos que todo esto son migajas, que no nos van a llevar a ningún lado, y que luego se limpien las manos».

La valoración conjunta tanto de la directiva como de los asociados es que estas ayudas «no ayudan» y que solo cubrirían los gastos fijos durante 15 días, los que en un principio cerraría la hostelería, pero según informa Jiménez a los asociados esta situación probablemente se alargaría hasta, al menos, el 4 de diciembre, fecha de reapertura en otras comunidades. En tal caso, indican, «se seguirían negociando más ayudas».

Solo con las que ya se han aprobado, Hostemur insiste en que les parece «insuficientes» pero argumentan ante los hosteleros que esos más de 30 millones de euros es la mayor ayuda ofrecida por un Gobierno de la Región a un sector profesional. Mateo adelanta que este dinero llegará al 70% de negocios de la Región, cuando por lo general solo hasta el 40% solicitan ayudas relacionadas con la hostelería.

'No' a las manifestaciones

Un punto esencial en la reunión fue explicar y hacer entender a los asociados el por qué la junta directiva de Hostemur había decidido desmarcarse de la manifestación de la hostelería convocada para el sábado pasado e incluso llegar a recomendar que no se llevara a cabo. Ante las explicaciones que recibió Jiménez de Salud Pública sobre la situación sanitaria en la Región, el presidente de Hostemur señaló que no quiere «cargar con la responsabilidad que se le dé al sector mañana (sábado pasado) y que se nos compare con un 8M u otras manifestaciones irresponsables que se han promovido».

En el turno de los asociados, la gran mayoría de hosteleros mostraron su comprensión por las tensas negociaciones de la patronal con el Gobierno y agradecieron el trabajo hecho por Hostemur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook