11 de noviembre de 2020
11.11.2020
La Opinión de Murcia
Educación

Sterm considera una "chapuza" el servicio de atención telefónica de docentes

Según este sindicato, el programa "'Tutora" ha sido implantado "con prisas y sin criterios claros"

11.11.2020 | 10:27
Sterm considera una "chapuza" el servicio de atención telefónica de docentes

El sindicato Sterm ha considerado este miércoles una "nueva chapuza" el servicio de atención telefónica de los docentes creado por la consejería de Educación y Cultura, a la que ha criticado por vender "a bombo y platillo" esta iniciativa mientras en los centros educativos "se sigue expulsando alumnado de las aulas".

Esta organización ha censurado que los responsables de la consejería hayan puesto en marcha este servicio de atención y sigan manteniendo la semipresencialidad "más agresiva" de todas las comunidades autónomas, al cubrir desde Educación Infantil a FP, "cercenando de un plumazo la igualdad y la conciliación".

Para Sterm, la consejería de Educación y Cultura demuestra de nuevo que su modelo de "innovación educativa" pasa por convertir la educación en una "empresa más" y a su alumnado y familias en "clientes que ahora serán atendidos telefónicamente".

Según este sindicato, el programa "'Tutora" ha sido implantado "con prisas y sin criterios claros", en el que ninguno de los docentes incorporados pertenece al cuerpo de maestros y quedan fuera numerosas especialidades de secundaria que no tendrán representación, como Filosofía, Dibujo, Griego, Latín, Educación Física o Economía, todas ellas con amplio peso en bachillerato.

Desde el sindicato insisten en que la igualdad de oportunidades no se consigue con llamadas de teléfono sino con compromisos firmes para reforzar la escuela pública mediante bajadas de ratio, con aumentos suficientes de plantilla del profesorado contratados a lo largo de todo el curso y con un refuerzo de las tutorías.

Finalmente, Sterm ha denunciado la "opacidad" con la que se ha realizado la gestión de la contratación del profesorado de este programa, que no haya existido ningún criterio de selección "claro" y que la información aportada en la oferta inicial del puesto sobre las condiciones laborales haya sido "deficiente o en ocasiones nula".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook