01 de noviembre de 2020
01.11.2020
La Opinión de Murcia
Crisis covid

Las ventas de la Lotería de Navidad en la Región se resienten por el virus

La Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administraciones de Lotería estima que se van a perder entre el 50% y el 70% respecto al año pasado

31.10.2020 | 16:59
Una de las pocas ventas de Lotería de Navidad que tiene El Gato Negro estos días.

"Cada día confinan a una población, la gente no se puede mover y no compran nada", lamenta la responsable de El Gato Negro, en Murcia

Ni siquiera la ilusión que genera la Lotería de Navidad, que cada 22 de diciembre reparte millones de euros en diferentes puntos del país, con importantes alegrías en la Región, puede soportar el tremendo golpe que está suponiendo para la sociedad la incidencia de la pandemia del coronavirus.

Las ventas de décimos para este sorteo extraordinario se han desplomado respecto al año anterior. Aunque aún queda tiempo por delante para adquirir un boleto y probar suerte en uno de los eventos que cada año levanta el ánimo a la ciudadanía, las previsiones de los loteros de la Región no son nada buenas.

Los establecimientos dan prácticamente por perdidos los ingresos que se generan con la venta de décimos a colectivos. Viajes de fin de curso, fiestas patronales y clubes deportivos, entre otros, suelen vender participaciones para conseguir ingresos. Con la suspensión de muchos de estos eventos por la covid, una mayoría de asociaciones ha optado por no organizar este año el sorteo.

«La cosa está parada y hay mucha incertidumbre», apunta Jesús Gambín, gerente de La Bruja de la Fortuna, en la barriada murciana del Infante. La administración está sufriendo pérdidas, «sobre todo por el tema de los restaurantes y bares: muchos de ellos están cerrados y el resto tiene poca gente», por lo que adquirir lotería no parece una prioridad.

«Lo mismo ocurre con muchas asociaciones festeras», comenta Gambín, que no se atreve a calcular el porcentaje en pérdidas. La Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administraciones de Lotería (Anapal) estima que se van a perder entre el 50% y el 70% de las ventas.

A estas alturas del año «teníamos casi medio sorteo vendido a asociaciones y peñas, que ahora, como no se reúnen, no se lo llevan», indica Mª Teresa Serrano, responsable de la popular administración de El Gato Negro, en el centro de Murcia.

«Lo único que nos salva es que se vende algo por correo», explica la mujer, que añade que «las asociaciones que están suscritas siempre al mismo número, lo que hacen es que viene aquí cada miembro, como particular, y se lo lleva». «De la peña, del fútbol, de la cofradía», manifiesta.

En el caso de que este panorama dé lugar a que nadie lleve en el bolsillo el número afortunado, «le toca al Estado, que no lo reparte», precisa Serrano, que admite que no tiene muchas esperanzas en que la cosa cambie.

«Cada día confinan a una población distinta, la gente no se puede mover y no compran nada», manifiesta la lotera.

No solo pasa con el sorteo de Navidad, sino que «en el día a día, nada», lamenta Serrano, que remarca que «entre el paro que hay y la gente que tiene miedo a quedarse sin trabajo», las ventas se ven resentidas.

«Milagros en estas cosas hay pocos», afirma la lotera, ante la pregunta de si considera que puede remontar la situación, y pone la vista en «el puente de la Inmaculada, a ver si a última hora la gente se anima». Mientras tanto, queda encomendarse a la diosa Fortuna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook