31 de octubre de 2020
31.10.2020
La Opinión de Murcia
Covid

Miras anuncia un plan que permitiría contar con 500 camas más en 24 horas

El dispositivo elevaría a 3.042 la plazas y contempla un hospital de campaña en caso de que se agrave la crisis

31.10.2020 | 04:00
Miras anuncia un plan que permitiría contar con 500 camas más en 24 horas

El presidente presume en la Asamblea de su buena nota por la gestión de la primera oleada

El Gobierno murciano tiene preparado un plan de contingencia frente al coronavirus que permitiría disponer de 500 camas hospitalarias más en 24 horas, según anunció ayer el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, durante el pleno celebrado ayer en la Asamblea Regional.

El dispositivo desarrollado por la Consejería de Salud en previsión de que la pandemia se agrave incluye también la posibilidad de montar un hospital de campaña y las llamadas 'arcas de Noé', los alojamientos destinados a los enfermos en cuarentena que no pueden aislarse en sus viviendas, por lo que podrían contagiar a otras personas si no salen fuera.

López Miras añadió que en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se podría triplicar el número de camas en un día, llegando hasta las 350, y dijo que están disponibles 892 respiradores. El Plan de Contingencia contempla la posibilidad de pasar de las 2.557 camas hospitalarias que hay en la Región a 3.042 en 24 horas si la crisis lo requiere. Destacó igualmente que el SMS cuenta con cerca de 2.200 profesionales más que hace un año y recordó que Salud ha hecho acopio de material de protección para evitar las carencias que sufrieron los profesionales de la sanidad en los primeros meses de la pandemia, de las que culpó «al mando único», ejercido por el Ministerio.

Recordó que en mayo fueron adquiridas 100 millones de unidades de material de protección sanitario dentro del Plan de Contingencia. «Con las compras realizadas hasta el momento tenemos garantizado el suministro hasta el próximo mes de marzo. Estamos gestionando ya los pedidos para llegar, al menos, hasta septiembre de 2021», dijo.

También anunció que «el Gobierno regional acaba de comprar un millón más de test de antígenos, que se suma al millón que ya compramos en septiembre» y explicó que «el Servicio Murciano de Salud está realizando test de antígenos rápidos periódicos en profesionales sociosanitarios de residencias y personas residentes».

El jefe del Ejecutivo regional, que compareció ante el Parlamento autonómico para dar cuenta de la gestión desarrollada hasta ahora frente a la pandemia, sacó pecho ante los grupos de la oposición y presumió de que Murcia «ha sido la segunda comunidad autónoma mejor valorada» por su actuación durante la primera oleada.

También presumió de los equipos electrónicos que ha adquirido para evitar que la brecha digital deje atrás a los alumnos con menos posibilidades para conectarse. Además de 3.409 líneas móviles del programa 'TeleEduca', dijo que se han invertido 18 millones en un Plan de Digitalización, gracias al cual han llegado 5.400 dispositivos a los centros y se están repartiendo 23.000 nuevos ordenadores, además de 3.000 monitores web.

López Miras alertó de que «vendrán tiempos muy duros» y pidió el apoyo de los grupos de la oposición, de igual forma que el presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha mostrado su disposición a dejar de hostigar al Gobierno de Pedro Sánchez para no entorpecer la salida de la crisis.

El portavoz del PSOE, Diego Conesa, le reprochó que en los 45 minutos de discurso había criticado al Gobierno de España, culpándolo de todas las dificultades que debía afrontar la Comunidad Autónoma «en veinte ocasiones». Conesa hizo repaso de los acuerdos que ha ofrecido desde el inicio de la legislatura, recordando que hasta ahora el único que ha salido adelante es la Ley del Mar Menor. Entre sus condiciones para pactar incluyó la contratación de rastreadores, el refuerzo de la atención primaria y la contratación del profesorado necesario para evitar que los alumnos murcianos tengan que quedarse un día a la semana en casa, porque «son los únicos de España a los que se les ha recortado un 20% la educación presencial en las aulas».

«¿En qué mundo vive usted? ¿No habla con nadie que tenga hijos en edad escolar?», le preguntó Conesa al presidente.

Por el contrario, Juan José Molina, portavoz de Ciudadanos, ejerció como socio de gobierno y ofreció todo su apoyo al Ejecutivo para colaborar «coco con codo, no a codazos», al considerar que «no hay un culpable», sino una situación muy complicada con la que lidiar.

También el portavoz del Grupo de Vox, Juan José Liarte, se mostró dispuesto a prestar su apoyo, aunque aludió al escepticismo de la ultraderecha ante la pandemia «¿Qué pasó con la capa de ozono?», preguntó con incredulidad.

La portavoz de Podemos, María Marín, explicó que vive una especie realidad paralela sin saber si quedarse «con el presidente que nos encierra o con el que se va de fiesta», aludiendo a la cena de El Español, a la que asistió López Miras.
El portavoz del PP, Joaquín Segado, dijo que Conesa está frustrado por «no poder gobernar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook