31 de octubre de 2020
31.10.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus en Murcia

Los hosteleros murcianos, en ruina: dan por perdida la campaña de Navidad y la de Semana Santa

"En junio nos dijeron que habíamos vencido el virus y que se iba a intentar normalizar la situación", remarca el presidente de Hostemur

31.10.2020 | 12:12
Personas brindan en una terraza de Cartagena la última noche que se pudo salir sin toque de queda.

Echa de menos medidas como las de Alemania, donde ha cerrado el sector y se va a dar una ayuda del 75 por ciento de las ventas, mientras que en España "nos dan unas ayudas para ver si nos morimos más rápido"

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Jesús Jiménez, ha lamentado que el sector de la restauración da por perdida "totalmente" la campaña de Navidad y, "muy posiblemente", la de Semana Santa. "Y el que piense lo contrario, está equivocado", ha aseverado.

A su juicio, los políticos y la administración "nos llevan engañando desde el principio" porque, en junio, "nos dijeron que habíamos vencido el virus y que se iba a intentar normalizar la situación".

"Al final, no solo se ha impedido el desplazamiento entre comunidades, sino también entre los propios municipios de la Región, por lo que entiendo que nadie tiene pensado salir de su ciudad", ha señalado Jiménez, quien cree que, por este motivo, esta va a ser la "ruina total del sector".

Ha destacado que al resto de sectores "no les van a afectar las medidas" porque los desplazamientos para trabajar sí se permiten, pero "no te dejan ir a pasar un fin de semana a otro municipio". Mientras tanto, advierte que el sector "no puede aguantar más" porque no tiene "músculo, directamente".

Echa de menos medidas como las de Alemania, donde ha cerrado el sector y se va a dar una ayuda del 75 por ciento de las ventas. Mientras tanto, lamenta que en España "nos dan unas ayudas para ver si nos morimos más rápido". Si al final cierra el sector, apuesta por articular medidas que permitan sobrevivir al sector. "Al final, esto se traduce claramente en paro y destrucción de empresas.

Por ejemplo, pide la exención de "absolutamente todos" los impuestos y tasas porque "no tiene sentido que sigamos obligados a satisfacer impuestos como el del agua o la basura de locales que están cerrados, así como la Seguridad Social de trabajadores que están en ERTE".

En cuanto a la repercusión en el sector de bares y restaurantes, ha considerado que es "imposible hacer, a día de hoy, previsiones de cualquier cosa", teniendo en cuenta que hay una restricción del 30% en el interior de los establecimientos y un toque de queda a las 23.00 horas. A esto hay que añadir, ahora, el cierre perimetral de la Región y los municipios, lo que complica todavía más las previsiones.

"Con la limitación del aforo interior al 30% y perdiendo el turno de cena, estamos haciendo inviable el sector, al que estamos abocando a un cierre tácito", según el presidente de Hostemur, quien lamenta que el cierre perimetral, como cualquier otra medida restrictiva, acaba afectando al sector turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook