30 de octubre de 2020
30.10.2020
La Opinión de Murcia
Iglesia

El sacerdote murciano Fernando Valera, nuevo obispo de la diócesis de Zamora

El prelado electo, de 60 años, es vicario episcopal en Cartagena| y la nueva ordenación será el 12 de diciembre

30.10.2020 | 12:24
Fernando Valera.

La diócesis de Zamora tendrá 'representación murciana'. El Papa ha nombrado esta mañana al sacerdote Fernando Valera Sánchez, sacerdote de 60 años murciano y que en la actualidad es vicario episcopal de la zona pastoral Suburbana 1 de la diócesis de Cartagena y director espiritual de su seminario mayor. Nacido en Bullas en marzo de 1960, el nuevo obispo electo de Zamora fue ordenado presbítero en 1983 y es licenciado en Teología Espiritual por la Universidad de Comillas y en Filosofía por la Universidad de Murcia.

Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en la diócesis de Cartagena. Los seis primeros años en diversas parroquias de la diócesis. En 1990 fue nombrado párroco de San Antonio y en 1994, de San Lorenzo, donde estuvo hasta 1997. De 1998 al 2000 completó sus estudios de espiritualidad en la Universidad Antonianum de Roma. A su regreso a España, ejerció como párroco de Santiago Apóstol (2000- 2004), de Nuestra Señora del Rosario (2004-2005) y de la Purísima (2005-2011).

Desde el año 2011 es director espiritual del seminario mayor de San Fulgencio y del seminario menor de San José y desde 2019, vicario episcopal de la zona pastoral Suburbana 1. También desde 2019 es canónigo de la catedral de Murcia. Ha desempeñado otros oficios canónicos como miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores; director espiritual de las misioneras de la Sagrada Familia de Rincón de Seca (Murcia); y miembro de la Fundación para la Difusión de la Cultura Católica.

Tras su anuncio ha querido dar las gracias al obispo Lorca Planes y al obispo auxiliar, Sebastián Chico. "Desde los quince años sabía que mi vida era de Jesús. Ser sacerdote es lo más grande que me ha pasado en la vida", ha declarado emocionado en el Palacio Episcopal.
 
Valera sucede en Zamora a Gregorio Martínez Sacristán tras su fallecimiento el pasado 20 de septiembre, cuando la diócesis castellanomanchega entró en una fase de transición comandada por el administrador diocesano, José Francisco Matías Sampedro, que aceptó la itineridad "por responsabilidad eclesial".

En todo caso, parece que la llegada del nuevo obispo terminará con esta interinidad, y Zamora contará con su tercer obispo del siglo XXI, tras Casimiro López y Gregorio Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook