30 de octubre de 2020
30.10.2020
La Opinión de Murcia
Cierre de la Región

Aluvión de cancelaciones en las casas rurales del interior

La tasa de ocupación superaba el 70% en el Noroeste para este fin de semana antes del decreto del cierre perimetral

29.10.2020 | 21:35
Complejo del Caserío de Inazares, en Moratalla.

El decreto del cierre perimetral de la Región de Murcia y la prohibición de salir de los términos municipales vuelven a asestar un duro golpe al turismo, especialmente al rural, que está en auge desde la salida del primer estado de alarma. En el caso del Noroeste, la tasa de ocupación para el fin de semana, aprovechando el festivo del día de Todos los Santos, superaba el 70% de ocupación.

Principalmente se trataba de reservas provenientes del interior de la Región, y algunas pocas de las provincias limítrofes, especialmente de Alicante.

Pese a este panorama tan complicado, los hosteleros son «optimistas». Desde la junta de Noratur, Isabel Gil explicó que esperan que pase igual que cuando el país salió del primer estado de alarma: «El público mayoritariamente quería turismo rural». En este sentido, incidió en que «todas las reservas que no tuvimos durante esos meses, las hemos tenido en los meses de verano».

«En general, en el mundo del turismo rural somos optimistas, porque creo que tendremos buena respuesta después de este cierre de la Región», remarcó.

Sobre la ocupación, destacó que en un primer momento tenían «una ocupación superior al 70%, pero se ha cancelado todo al no haber movilidad y no poder entrar a Moratalla, ya que no hay ningún motivo justificado en el decreto de alarma».

Tras el final del primer estado de alarma, los viajeros optaron por el turismo rural como opción preferencial: «Ha estado prácticamente al 100% durante los meses de verano, en septiembre tuvimos el lógico bajón, ya que la gente comenzó a trabajar, pero las reservas durante los fines de semana fueron bastante altas», explicó Gil, quien recordó que «octubre también ha sido un mes bastante bueno en lo referente a ocupación, pero desde que se ha decretado el estado de alarma se ha cancelado todo».

También puso de manifiesto que, según iba constatándose el progresivo aumento de casos a nivel regional y nacional, y ante la incertidumbre de un posible cierre entre comunidades, durante finales de septiembre y el mes de octubre buena parte de las reservas se realizaban a última hora, «incluso para este puente, muchas se han hecho esta semana antes de conocerse la noticia. La gente espera hasta el último momento para hacer reserva, dependiendo de si existe o no un confinamiento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook