29 de octubre de 2020
29.10.2020
La Opinión de Murcia
Covid

Decretan el cierre de las fronteras de la Región y de los 45 municipios

El Gobierno regional decide impedir durante dos semanas a partir de mañana la movilidad entre los distintos municipios salvo causa justificada y limita también las salidas a otras comunidades

28.10.2020 | 22:35
Los vecinos de la calle Constitución, ubicada entre Murcia y Alcantarilla, van a tener que sortear a partir de mañana por la noche el cierre perimetral impuesto por el Gobierno regional, ya que, posiblemente, tengan que 'cruzar' de un municipio a otro, dependiendo de en qué parte de la vía esté su vivienda.

La Región de Murcia se partirá en 45 'trozos' tras el confinamiento territorial que se extenderá inicialmente hasta el 9 de noviembre a partir de mañana. El Gobierno murciano decidió finalmente ayer decretar el cierre perimetral en todo el territorio de la Comunidad, así como entre los 45 municipios que la conforman, impidiendo de esta forma la libre movilidad entre ellos. Además, Abanilla, Archena, Beniel, Bullas, Ceutí, Cieza, Fortuna Lorquí, Totana y Torre Pacheco pasan a la fase 1 flexibilizada.

Los preocupantes datos de las últimas semanas por el ascenso imparable de los casos positivos en coronavirus hacían presagiar durante el día de ayer que se iban a tomar medidas todavía más restrictivas en la Región, y la del cierre perimetral es la decisión más drástica tomada hasta ahora en la segunda ola de la pandemia de la covid-19 por parte del Ejecutivo. La movilidad entre municipios y comunidade siempre estará justificada bajo razones sanitarias, laborales, educativas, profesionales, empresariales, institucionales o legales, tal y como establece el real decreto de alarma del Gobierno central.

El toque de queda, impuesto por el Gobierno central el pasado domingo tras el nuevo estado de alarma, no ha ayudado a aliviar y reducir por ahora el número de contagios de coronavirus, por lo que las alarmas se fueron encendiendo con el paso de las horas en San Esteban después de que las comunidades vecinas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana pusieran también sobre la mesa durante el día de ayer el cierre 'fronterizo' de sus respectivos territorios.

Así, a primera hora de la tarde el Gobierno de López Miras se reunió de urgencia con el Comité de Seguimiento de la covid en la Región en San Esteban para aprobar el 'blindaje' entre los 45 municipios murcianos, así como de la autonomía con el resto de comunidades del país a las puertas del Puente del Día de Todos los Santos. Tras la reunión, López Miras trasladó el anuncio de las nuevas restricciones a los 45 alcaldes de la Región, al presidente de la Asamblea Regional y a los distintos representantes de los grupos parlamentarios.

Esta medida se publicará de urgencia en un nuevo documento del Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) para que entre en vigor a las 00.00 horas del viernes, y se unirá así a las restricciones impuestas el pasado domingo por el Gobierno nacional con el nuevo estado de alarma y el toque de queda, que en caso de la comunidad murciana va desde las 23.00 hasta las 06.00 horas del día siguiente.

«Un escenario nada deseable»

López Miras compareció a media tarde para explicar por qué se tomó la decisión del cierre perimetral de la Región y señaló que, aunque la incidencia acumulada en la comunidad es igual a la de la nacional, la Región se encuentra en «un escenario nada deseable», aunque recalcó que todavía hay «margen de actuación». Confirmó que los días que va a durar esta nueva normativa podrían ser prorrogados: «No queda otra si queremos evitar una situación más delicada, el virus no conoce fronteras ni límites territoriales». En cuanto al cumplimiento de las medidas adoptadas, Miras apuntó que «los 45 alcaldes ya han mostrado su compromiso para hacer esfuerzos hasta el límite de sus posibilidades» para controlar la situación.

«Se avecinan días festivos, y si a eso le sumamos el buen clima que hay en nuestra Región, esto propicia una mayor movilidad entre las personas, y los desplazamientos podrían ser fatales ante la lucha contra el virus», remarcó el presidente regional. Con motivo de la celebración del Día de Todos los Santos el próximo 1 de noviembre, Miras señaló que no se permitirán las visitas a los cementerios de otros municipios. Por último, añadió que, si el real decreto de alarma del Gobierno central lo permitiese, el Ejecutivo murciano se plantearía cerrar el Aeropuerto de Corvera y las conexiones marítimas del Puerto de Cartagena. Por su parte, el portavoz del Comité de Seguimiento de la covid en la Región, Jaime Pérez, anunció ante los medios que la incidencia acumulada en la Región es de 640 casos en los últimos 14 días y de 363 en la última semana. Asimismo volvió a reiterar que la cifra de contagios por coronavirus sigue creciendo, y es «una situación muy preocupante» . Por su parte, el consejero de Salud, Manuel Villegas, anunció que en los diez municipios que han pasado a fase 1 flexibilizada por su alta incidencia acumulada se añade como nueva medida que en los locales de hostelería y restauración sólo se podrá prestar servicio en terrazas y exteriores.

Ante las preguntas de por qué municipios como Murcia y Molina de Segura, que preocupan por sus contagios, no pasaron a fase 1, el consejero explicó que se espera que con el toque de queda se reduzca de forma «importante» el número de casos positivos en los próximos días en ambos municipios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook