24 de octubre de 2020
24.10.2020
La Opinión de Murcia
Especial
Informe del Agua 2020
Secretario

Juan López Pérez (CR El Porvenir): «La desalinización no puede ser la solución a la falta de recursos hídricos en el futuro»

29.10.2020 | 10:41
Juan López Pérez (CR El Porvenir): «La desalinización no puede ser la solución a la falta de recursos hídricos en el futuro»

¿Cuál es la función de la comunidad general y su situación actual?
Abordar la consecución de los objetivos comunes de sus distintos partícipes, desde las mayores posibilidades de todo tipo que confiere la unión, y apoyar la de los objetivos particulares que los mismos puedan plantearse.
En la actualidad se asiste a las comunidades de regantes integrantes sobre distintos proyectos de las mismas y se trabaja en uno general tendente a lograr un mejor aprovechamientos y un uso más racional de sus concesiones y dotaciones.

¿Cómo afrontaría la comunidad general la paralización del TTS, y qué consecuencias conllevaría a nivel regional?
Evidentemente, con una gran preocupación, porque algunas de nuestras comunidades de regantes, de base, no disponen de otros recursos que los procedentes del TTS, y las alternativas que se ofrecen son inaceptables por sus costes e insuficientes hoy por hoy.

Las consecuencias podrían ser gravísimas, por lo que la agricultura representa en el PIB de la Región y por lo que los regadíos dependientes del TTS suponen dentro de su sector agrícola. Pero las consecuencias no las sufrirían en exclusiva los agricultores; también, obviamente, los abastecimientos y los restantes sectores de la economía de la Región de Murcia, por la interrelación evidente de los mismos con el agrario.

¿Cómo han invertido las comunidades de regantes de la comunidad general las ayudas económicas concedidas por la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente?
A día de hoy, son tres las comunidades de regantes de la Zona IV a las que se les ha concedido, en la última convocatoria de la Consejería, subvención para modernización del regadío, eficiencia energética, autonomía energética (instalaciones fotovoltaicas) y construcción de embalses. Ha sido en fecha muy reciente, por lo que las inversiones correspondientes están fase de inicio.

Estas situaciones ponen a prueba la capacidad de respuesta de todo el organismo, tanto de los propios empleados públicos como del sistema de explotación y tratamiento de los diferentes recursos hídricos de que disponemos.

También hemos reforzado la comunicación para llegar a los ciudadanos y apelar a la responsabilidad, informando del papel que juega el agua como elemento clave para combatir la covid-19.

¿Cuál es el motivo de la falta de rentabilidad de algunos cultivos? ¿Qué soluciones se pueden plantear al respecto?
Por lo que se refiere a los nuestros, fundamentalmente la competencia desleal a la que hemos de enfrentarnos como consecuencia de la falta de medidas legislativas que sometan a nuestros competidores a las mismas exigencias de todo tipo que a nosotros, entre ellas las que suponen garantías alimentarias.

Conforme con lo precedente, la adopción de las medidas legislativas en el sentido indicado. Y, como no, una política de precios de los recursos hídricos que no haga imposible el uso de algunos de ellos.

¿Cómo pueden las CC RR integradas en la Comunidad General sobreponerse a la dificultad en la disposición de los recursos hídricos necesarios a medio y largo plazo?   
En algunos casos, no quedará otra opción que la de recurrir a los recursos que como alternativa se nos ofrecen hoy: la desalinización, pero, como venimos indicando, los mismos no pueden ser la solución, ni por su coste, ni por la cantidad disponible, ni por su calidad (su contenido en boro, como se sabe, hace que estas aguas no resulten adecuadas para nuestros cultivos).

A pesar de los graves inconvenientes que señalamos para las aguas desalinizadas, todas nuestras comunidades de regantes (haciendo de la necesidad, virtud) han solicitado concesión de las procedentes de la IDAM de Torrevieja en el proceso abierto al respecto por la Confederación Hidrográfica del Segura.

Y, desde luego, haciendo un uso más eficaz de los recursos, implantando, a costa de un esfuerzo económico muy importante, las tecnologías que permiten un ahorro sustancial de agua.

Pero, a pesar de la voluntad de los regantes y de su propósito de seguir adelante contra viento y marea, las expectativas a medio y largo plazo podrían hacer tirar la toalla a muchos de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook