23 de octubre de 2020
23.10.2020
La Opinión de Murcia
Especial
Informe del Agua 2020
Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena

Manuel Martínez Madrid: «Las restricciones impuestas a la actividad agrícola no van a salvar al Mar Menor»

El máximo dirigente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena analiza la problemática medioambiental de la laguna salada y sus soluciones

23.10.2020 | 16:06
Manuel Martínez Madrid, presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena
¿Cómo afectaría el nuevo incremento de los caudales ecológicos del Tajo propuesto al Campo de Cartagena?
Se quiere incrementar el caudal mínimo legal de 6 m3/s en Aranjuez, de 10 m3/s en Toledo y Talavera, a un caudal mínimo ecológico medio de 8,52 m3/s en Aranjuez, 17,00 m3/s en Toledo y 17,80 m3/s en Talavera.

Estos incrementos de los caudales mínimos no tienen justificación dado que, tal como recoge el actual Plan Hidrológico del Tajo, el estado de las masas de aguas que se podrían ver afectadas por el trasvase (entre Bolar-que y Aranjuez) en general se puede considerar como bueno.

Hay que resaltar que con la gestión actual se está consiguiendo cumplir con los criterios medioambientales. Pero este incremento va a suponer un recorte sustancial para el trasvase, lo que provocará una reducción importante de los recursos hídricos disponibles, así como un aumento considerable de la tarifa de agua tanto para regadío como para abastecimiento de la población.


¿Qué balance hace del último año hidrológico?
A pesar de que afortunadamente este año hemos podido disponer del agua suficiente para garantizar las demandas de los cultivos ubicados en nuestra Zona Regable, este ha sido un año muy duro para nuestro regadío. Desde algunos sectores se está trasladando a la opinión pública la falsa idea de que reducir el regadío del Campo de Cartagena a la mínima expresión salvará el Mar Menor.

Lamentamos profundamente que se traslade a los ciudadanos una visión sesgada de la realidad, focalizando la problemática medioambiental del Mar Menor casi exclusivamente en el regadío y minimizando el impacto de otras actividades como los vertidos de residuos urbanos, la minería, el desarrollo turístico, las actividades recreativas y deportivas o la conectividad entre el Mar Menor y el Mediterráneo.
 

Con la excusa de justificar la inacción de las diferentes administraciones en las últimas décadas se quieren imponer medidas restrictivas que vuelven inviable la actividad agrícola. Esto se traduce, además, en un daño socioeconómico irreparable para la Región, dado el abandono de tierras y la destrucción de puestos de trabajo, con más de 40.000 empleos directos en riesgo. Insistimos en que estas restricciones no contribuyen a la recuperación ni a la protección del Mar Menor, sino más bien todo lo contrario.
 
La grave situación medioambiental del Mar Menor y la gran importancia socioeconómica de la actividad agrícola hacen necesario que las medidas implantadas se caractericen por una efectividad contrastada y cuantificable, evitando la generalización de medidas arbitrarias sin más fundamento que el de estar impulsando actuaciones ante la urgencia de la situación.
 
¿Qué medidas se están tomando desde su Comunidad de Regantes para garantizar la compatibilidad de su regadío con la protección medioambiental del Mar Menor?
En primer lugar, me gustaría destacar que cada año estamos evitando que unos 6 hm3 de las aguas de las depuradoras del Campo de Cartagena puedan llegar al Mar Menor y que grandes cantidades de agua del acuífero Cuaternario descarguen en este paraje medioambiental único. Esto es posible gracias al uso de las aguas captadas por el denominado bombeo del Albujón y por el desarrollo del Plan de seguimiento y vigilancia ambiental de la extracción de aguas subterráneas en la Zona Regable del Campo de Cartagena. De esta forma, estamos reutilizando para riego estos volúmenes de agua.
 
Por otro lado, hemos firmado un convenio con la Universidad Politécnica de Cartagena para la caracterización hidráulica de la Red de Drenaje Natural. También hemos puesto en manos de esta institución el desarrollo de un estudio de posibles mejoras que permitan reducir la erosión hídrica en la cuenca vertiente del Mar Menor.  

Además, para mejorar las prácticas agrícolas en parcela estamos llevando a cabo diferentes actuaciones, como el proyecto para la implantación de tecnología de agricultura de precisión y control del acuífero en la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena, el acuerdo entre la UPCT y el SCRATS para el estudio de nuevas técnicas de fertirrigación sostenible en cultivos y nuestra colaboración y participación en el curso organizado por la Universidad Politécnica de Cartagena y la cátedra FMC de Especialista Universitario en herramientas de gestión y fertirrigación para una agricultura sostenible.

¿Qué soluciones demandan a las distintas administraciones para la recuperación medioambiental del Mar Menor?
Para proteger el Mar Menor dentro de una perspectiva temporal razonable creemos que resulta urgente e imprescindible realizar, entre otras, las siguientes actuaciones que evitarán la entrada de agua superficial y subterránea al Mar Menor:  ampliación y puesta en marcha de la desalobradora del Mojón e impulsión al Canal del Campo de Cartagena; ejecución del proyecto del colector del Mar Menor Norte; construcción de la red de colectores, planta de tratamiento y emisario, para la conducción y evacuación del rechazo de las desalobradoras particulares; puesta en marcha de nuevos pozos; construcción de una balsa junto a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de San Javier y construcción de balsas junto al Canal Principal Campo de Cartagena para poder aprovechar al máximo las aguas procedentes de las estaciones depuradoras; así como medidas para reducir las escorrentías, minimizar el arrastre de sedimentos y aumentar la defensa frente a avenidas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook