21 de octubre de 2020
21.10.2020
La Opinión de Murcia
Crisis covid-19

Pruebas a pie de cama en residencias a pacientes covid

El Servicio de Radiología del Hospital Morales Meseguer saca por primera vez los equipos del centro sanitario para hacer radiografías a los usuarios de la residencia Ballesol y así evitar desplazamientos

20.10.2020 | 21:27
Profesionales del Morales Meseguer se trasladaron el lunes al centro Ballesol para hacer pruebas a pie de cama.

El Hospital Morales Meseguer de Murcia y, en concreto, su Servicio de Radiología han dado un paso más para mejorar la atención a pacientes covid de avanzada edad que se encuentran en residencias de mayores.

Para ello, esta semana han decidido trasladar sus equipos hasta el centro Ballesol, en Altorreal, para hacer las pruebas necesarias a estos usuarios a pie de cama, evitando así el desplazamiento de estos pacientes mayores.

La residencia Ballesol sufrió hace unos días un brote de covid entre sus mayores que ya ha contagiado a más de 70 personas, quienes han dado positivo en las pruebas PCR. «No todos ellos tienen el mismo grado de gravedad, pero para tomar decisiones clínicas es necesario hacer un diagnóstico y para ello hay que someterles a pruebas como una radiografía, que nos pueda decir si tienen o no neumonía», explica a LA OPINIÓN el jefe del Servicio de Radiología del Morales Meseguer, José María García Santos.

Por ello, el lunes un equipo formado por dos técnicos de Radiodiagnóstico, acompañados por el jefe de servicio y la supervisora, se trasladaron hasta la mencionada residencia de mayores de Molina de Segura con un aparato de radiología portátil que cuenta con un ordenador integrado en el que se van archivando las imágenes.

Previamente, el coordinador de Ballesol se había puesto en contacto con ellos y les pasó el listado de los once pacientes a los que había que hacer la radiografía para valorar su estado, usuarios a los que se hizo la prueba en sus propias habitaciones, uno por uno, al igual que se hace en las plantas del hospital cuando un enfermo tiene problemas de movilidad.

Esa misma tarde, tras volver al Hospital Morales Meseguer, las imágenes de las radiografías pasaron al radiólogo de guardia, quien las informó para que el médico de Ballesol tuviera lo antes posible el diagnóstico de estos once usuarios. Como resultado de estos once estudios se detectó que cuatro de los pacientes presentaban neumonía, dos más estaban dudosos y cinco no tenían problemas respiratorios derivados de la covid.

El doctor García Santos reconoce que aunque «sacar a todo el equipo del hospital es complicado, este tipo de atención tiene muchas ventajas», de ahí que ya propusiera hacer este tipo de atenciones a pie de cama en la primera oleada de la pandemia. Sin embargo, no se pudo hacer porque las residencias en las que surgieron los primeros brotes pertenecían a otras áreas de salud distintas a la del Morales Meseguer.

«Una de las ventajas es precisamente que evitamos a estos usuarios un traslado en ambulancia de varios kilómetros hasta el hospital cuando en muchos casos ni requieren ingreso hospitalario», apunta el jefe de Servicio de Radiología del Área VI. Además, desde el Morales también se impulsó en la primera oleada del circuito de atención covid desde Atención Primaria, copiado por otras áreas de salud, y gracias al cual los profesionales de centros de salud y consultorios podían citar directamente a los usuarios para las pruebas radiológicas, evitando esperas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook