20 de octubre de 2020
20.10.2020
La Opinión de Murcia
Política

PP y Cs gastaron dinero no electoral el 26-M y el PSOE pagó parte fuera de plazo

Vox, por su parte, ha presentado facturas por valor de 1.535,49 euros no acreditadas suficientemente como electorales

20.10.2020 | 16:46
Pedro Sánchez en un acto de campaña del PSOE en Calasparra.

El Tribunal de Cuentas ha emitido un informe de los gastos de la campaña de las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019, en el que ha dictaminado que PP y CS realizaron gastos no electorales por importe de 14.305,65 euros, mientras que el PSOE pagó casi 304.000 euros fuera del plazo legal establecido.

El documento publicado por este órgano fiscalizador analiza los gastos electorales de los cinco partidos que obtuvieron representación en la Asamblea Regional de Murcia en los comicios del pasado año, reflejando que Vox ha presentado facturas por valor de 1.535,49 euros no acreditadas suficientemente como electorales.

Por partidos, el PSOE fue el que más recursos destinados a la campaña ha declarado (517.485,51 euros), gastando una cifra similar, aunque el Tribunal de Cuentas ha determinado que casi 304.000 euros de estos gastos se abonaron más allá de los 90 días posteriores a los comicios, que es límite máximo fijado por la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg).

Por su parte, el PP declaró recursos por 426.603,33 euros, de los que gastó unos 424.000 euros, aunque 13.380 euros han sido considerados gastos no electorales, por lo que no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales.

Esta formación presentó alegaciones al dictamen, asegurando que estos gastos asesoramiento y seguimiento de comunicación y de alquiler de una sala para la recepción de los datos de la noche electoral, sí están contemplados en el artículo 130 de la Loreg, mientras que tacha de error que se presentara una factura por una pegada de carteles el 5 abril cuando se hizo el 10 de mayo, en campaña electoral.

Así, el PP ha considerado que estas acciones están amparadas por este artículo de la Loreg, que permite "cuantos gastos sean necesarios para la organización y funcionamiento de las oficinas y servicios precisos para las elecciones".

A este mismo articulado se ha referido Ciudadanos cuando ha presentado sus alegaciones a la decisión del Tribunal de Cuentas de no considerar gasto electoral el seguimiento del escrutinio y unión de equipos junto con los candidatos, cuya factura asciende a 925,65 euros. La formación naranja declaró recursos por 351.089,62 euros en esa campaña electoral y gastos por casi 360.000 euros.

Mientras, Podemos declaró 149.176,08 euros de recursos y gastos por unos 149.000 euros, recibiendo 26.500 euros en microcréditos de personas jurídicas, la misma fórmula por la que el PSOE recibió para esa campaña de mayo de 2019 un total de 20.000 euros.

Finalmente, Vox declaró recursos por 5.000 euros, gastando casi 1.000 euros más durante la campaña autonómica, de los que el Tribunal de Cuentas considera no suficientemente acreditados 1.535,49 euros.

En cuanto a la regularidad de los ingresos y gastos electorales, el informe señala que las formaciones políticas han declarado recursos por un total de 1.449.344,24 euros, de los que un 1,38% procedía de operaciones de microcréditos (PSOE y Podemos), un 32,17% de adelantos de subvenciones electorales y el resto de aportaciones del propio partido.

Los gastos regulares que han sido considerados justificados por el Tribunal de Cuentas, tras efectuarse las correspondientes comprobaciones y ajustes, han ascendido 1.433.414,88 euros, de los que 646.684,09 euros corresponden a operaciones electorales ordinarias y 786.730,79 euros al envío directo y personal de propaganda electoral.

El Tribunal de Cuentas también indica que, considerando la información contenida en las contabilidades electorales presentadas, ninguna formación política ha superado el límite máximo de gastos previsto para estas elecciones autonómicas, ni los límites establecidos en los artículos 55 y 58 de la LOREG, relativos a los gastos de publicidad exterior y de publicidad en prensa y radio, respectivamente.

Este Tribunal de Cuentas no ha formulado propuestas de no adjudicación de las subvenciones electorales, siendo así que todos los partidos obligados a ello han presentado la contabilidad electoral. Tampoco se han formulado propuestas de reducción en relación con las subvenciones electorales que les corresponda percibir conforme a la legislación vigente al no haber incurrido ninguna de las formaciones políticas en los supuestos que la fundamentan.

Por último, el Tribunal de Cuentas emite unas recomendaciones a los ejecutivos central y autonómico para que presenten reformas legislativas sobre las campañas y los comicios electorales, así como a la Junta Electoral Central. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook