14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Opinión de Murcia
Río Segura

La CHS detectó niveles de lindano en el Segura por encima de lo permitido en 2018

Esta sustancia tóxica prohibida en España y empleada como pesticida superó en un 0,2% los límites permitidos en un total de 1.200 muestras realizadas

14.10.2020 | 12:16
La CHS detectó niveles de lindano en el Segura por encima de lo permitido en 2018

Ecologistas en Acción denuncia las altas concentraciones de este tóxico en los ríos españoles

La cuenca hidrográfica del Segura detectó niveles de lindano en 2018, una sustancia tóxica prohibida que se empleó en España como plaguicida en la actividad agrícola, por encima de la norma de calidad ambiental marcada por la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. La demarcación hidrográfica que abarca toda la Región de Murcia superó este límite en un 0,2% del total de analíticas realizadas hace dos años.

El Ministerio para la Transición Ecológica detectó gamma-HCH (hexaclorociclohexano) o lindano en todas las demarcaciones hidrográficas de España entre 2017 y 2018, según un informe hecho público este miércoles de Ecologistas en Acción, pero en 2018 la presencia de esta sustancia tóxica tuvo valores superiores a la norma de calidad en el Segura y en el Duero. En concreto, el mapa de análisis realizado por la Confederación Hidrográfica del Segura detecta un mayor concentración en uno de los análisis realizados en el Valle del Guadalentín.

La toxicología regulatoria de la Unión Europea considera esta sustancia como tóxica si se ingiere, muy tóxica para la vida acuática con efectos duraderos, perjudicial en contacto con la piel o nociva si se inhala. Puede también causar daños a los niños lactantes e igualmente producir daños a los órganos por una exposición prolongada o repetida, señala la organización ecologista, que recuerda que el lindano ha sido clasificado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) como cancerígeno en seres humanos.

La Confederación Hidrográfica del Segura fue el organismo de cuenca que más análisis realizó en los ríos de la cuenca en 2018, más de 1.200 muestras obtenidas, por encima de otras cuencas más afectadas como las del País Vasco, con un 11,9% de detección de lindano en sus muestras, el Duero con un 0,3%, Guadalquivir con un 1,2% y Miño-Sil con un 1,4%.

La Directiva Marco del Agua marca dos normas de calidad para el lindano: de 0,02 µg/l como valor límite medio anual y de 0,04 µg/l como concentración máxima admisible. Los datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica a Ecologistas en Acción no incluyen las concentraciones medias anuales, por lo que el informe de la organización se centra en analizar los valores máximos detectados en las demarcaciones hidrográficas de España.

"Como resultados obtenidos, se observa que se detecta la presencia del lindano en todas las demarcaciones hidrográficas. Si bien, únicamente se detectaron 5 valores iguales o superiores a la norma de calidad, tres en el Guadalquivir (2 en 2017 y 1 en 2018), y las otras dos en el Duero y en el Segura en el año 2018", explica Ecologistas.

La detección de niveles superiores a los permitidos por la norma de calidad ambiental suelen estar asociadas a suelos contaminados, como es el caso de Euskadi. "Esta relación entre suelos contaminados y detección de lindano detectada en Euskadi, es probable que también se dé en otras partes del Estado", subrayan.

Ecologistas reclama buscar los focos de residuos de lindano en las zonas próximas a aquellos puntos en lo que se detecta este tóxico en el agua y modificar la legislación nacional de agua de consumo humano para que se equiparen las normas de calidad ambiental del HCH y las del agua de boca para este tóxico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook