13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de Murcia
Salud

El SMS unificará en un único contrato toda la atención a pacientes con daño cerebral

Los usuarios recibirán sesiones de fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y neuropsicología para recuperar las funciones que han perdido

12.10.2020 | 23:03
El SMS unificará en un único contrato toda la atención a pacientes con daño cerebral

El contrato que se encuentra en licitación tiene un presupuesto de 5,95 millones de euros para cuatro años.

Los pacientes con daño cerebral adquirido recibirán una atención más integral y coordinada a partir del próximo año en la Región de Murcia. Esa es la fecha en la que está previsto que entre en vigor el nuevo contrato que está tramitando el Servicio Murciano de Salud (SMS) y con el que se unificarán todos los servicios que se prestan actualmente a través de clínicas privadas.

El nuevo contrato para el servicio de rehabilitación integral por daño cerebral adquirido en régimen ambulatorio para pacientes del SMS tiene un presupuesto de 5,95 millones de euros para un plazo de cuatro años, prorrogable por un año más, y con él los usuarios de este tipo de tratamientos no recibirán cada uno de los servicios (fisioterapia, logopedia, neurorehabilitación...) en un lugar distinto, sino que todo será prestado por la empresa que resulte adjudicataria.

Las principales causas del daño cerebral adquirido en un paciente son que éste haya sufrido un ictus, por traumatismo craneoencefálico (en la mayoría de las ocasiones por accidentes de tráfico) o por tumores cerebrales. Este daño provoca un deterioro del funcionamiento cerebral y afecta a la capacidad funcional y la calidad de vida del afectado, funciones que previsiblemente pueden recuperarse con esta rehabilitación.

Desde el SMS explican que la rehabilitación se ha ido completando con la inclusión de nuevos especialistas como logopedas o profesionales para estimulación cognitiva y terapia ocupacional y se asumió la rehabilitación con centros privados. «Ahora se saca a concurso público toda esa actividad que ha ido creciendo para una mayor equidad y equilibro en la prestación que se realiza. De este modo se regularizan todos los servicios con la máxima transparencia, ya que se cuentan con unos indicadores de seguimiento por ambas partes», indican.

Entre los servicios que deberán ofrecer las empresas que se presenten al concurso se encuentran: fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y neuropsicología.

Además, para facilitar los desplazamientos, el contrato se ha dividido en tres lotes cuyos servicios se prestarán en las áreas de salud I (Murcia), II (Cartagena) y III (Lorca). En el Área de Salud I se atenderá a los pacientes de las zonas I, V, VI, VII y IX; en el Área de Salud II se derivará a los usuarios de las zonas II y VIII; mientras que en el Área III se atenderá a los de las zonas III y IV. En total, se ha previsto que se podrán beneficiar de estos servicios de rehabilitación integral cerca de 80 usuarios cada año.

Los datos facilitados por el Servicio Murciano de Salud a LAOPINIÓN muestran que la cifra de pacientes con daño cerebral adquirido que han iniciado estos tratamientos en la Región de Murcia ha ido en aumento en los últimos ocho años y de los 13 que lo hicieron en 2012 se ha llegado hasta los 74 usuarios nuevos en 2019. Aunque es cierto que en este 2020 la cifra ha caído hasta los 39, también motivado por la paralización de muchas de las actividades como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

El traumatismo craneoencefálico tiene una incidencia en torno a los 100 casos por 100.000 habitantes a nivel nacional y se suele registrar principalmente en dos rangos de edad: en torno a los 29 años por accidente de tráfico, como causa más frecuente, y a partir de los 65 años por el riesgo de caídas que aumenta con la edad.

A finales de la década de los 80 se destacó la importancia de los familiares en el progreso de la rehabilitación. La clasificación internacional de deficiencias, discapacidades y minusvalías recomendó la sustitución de modelos de rehabilitación basados en patologías y deficiencias por un modelo que tuviera más en cuenta lo psicosocial.

Por ello, «se considera imprescindible a las familias a la hora de abordar los problemas de los pacientes con daño cerebral adquirido, ya que no sólo imparten cuidados y asistencia al familiar afectado directamente, sino que éstas precisan atención y un espacio para contener sus miedos y preocupación ante el hecho de contar con una persona dependiente», apuntan desde el SMS.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook