03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de Murcia
Tribunales

El TSJ augura un "explosivo" aumento de los litigios por la crisis

Sus efectos van a situar al sistema ante un reto «de proporciones extraordinarias», advierte su presidente, Miguel Pasqual del Riquelme

02.10.2020 | 22:31
El TSJ augura un "explosivo" aumento de los litigios por la crisis

El Tribunal Superior de Justicia saca pecho por los buenos resultados obtenidos durante los tres meses de paralización debido a la covid

La crisis provocada por la covid va a situar al sistema de Justicia de la Región ante un «reto de proporciones extraordinarias» por el aumento «masivo» de la ligitiosidad. En palabras del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Miguel Pasqual del Riquelme, a diferencia de otras crisis, «sus efectos no se van a espaciar en el tiempo, sino que se van a manifestar de forma explosiva y concentrada en los próximos meses».

El presidente del TSJ ha hecho estas declaraciones durante el solemne acto de apertura del año judicial en la Región; un evento que, remarcó, responde también al «especial vínculo constitucional» del Poder Judicial con el Rey.

En su opinión, ahora más que nunca se hace necesaria una «respuesta judicial en términos económica y socialmente útiles a la multitud de conflictos que van a generarse». De lo contrario, augura Riquelme, podría lastrar la recuperación económica, la cohesión social y la confianza de los ciudadanos en el sistema.

Los reconocimientos del acto estuvieron protagonizados por todos aquellos que, en palabras del presidente del TSJ, «decidieron arrimar el hombro más allá de sus obligaciones».

La transformación de la Justicia

La Sala de Gobierno del TSJ adoptó medidas desde el primer momento de la crisis. Ya en el mes de mayo se aprobaba el Plan de Desescalada y Reactivación de la Actividad Judicial, que recoge 121 actuaciones encaminadas a contener los efectos negativos de la crisis en la Justicia y a acondicionar las sedes a las exigencias establecidas por Sanidad.

Durante los tres meses de paralización de los plazos procesales y de suspensión de las actuaciones judiciales programadas se garantizó la prestación de servicios esenciales y se adoptaron medidas para compatibilizar las restricciones de presencialidad con la continuidad en remoto. En este sentido, la resolución de asuntos durante ese trimestre en la Región fueron solo un 33,3% menor que en el mismo período del año pasado y un 12% superior a la resolución media de todo el territorio nacional.

En los últimos seis meses se han instalado 277 salas de videoconferencia móvil que ponen a disposición de los operadores jurídicos la posibilidad de realizar todo tipo de actuaciones judiciales telemáticamente ante las restricciones de movilidad y las medidas de distanciamiento social.

Por otra parte, acaba de ponerse en marcha un sistema de cita previa electrónica para apostillas, legalizaciones y poderes 'apud acta', que se extenderá en unos días al Registro Civil de Cartagena y en lo que queda de año a los de Murcia, Lorca, Molina y San Javier. Además, se ha puesto al servicio de los profesionales un repositorio virtual para el intercambio de archivos digitales de gran peso, que evitará que se tengan que desplazar a las sedes judiciales para su descarga.

El presidente del TSJ de Murcia reconoció que una de las preocupaciones más «imperiosas» fue acondicionar y surtir de medidas sanitarias y de prevención individual y colectiva a los veintiún edificios judiciales de la Región.

Por último, ante la previsible aparición de positivos de covid, se aprobó un protocolo de actuación, gestionado por una unidad creada a tal efecto que se encarga de hacer un seguimiento de los casos, en coordinación de las autoridades sanitarias.

Necesidad de consenso político

El presidente del TSJ de Murcia aprovechó el acto para pedir a los grupos parlamentarios de la Asamblea que «trasciendan sus diferencias de criterio» y que contribuyan a alcanzar un consenso político para reclamar al Gobierno de España los recursos para que la Justicia murciana pueda igualarse a la media del país en cuanto al número de juzgados y para construir las infraestructuras judiciales que necesita la Región.

«La infradotación de medios tiene efectos negativos, reales y directos sobre comerciantes, trabajadores, empresarios, propietarios, consumidores, familias, víctimas de delitos o menores, quienes soportan los retrasos derivados de la carencia de medios», explicó Riquelme.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook